Esto se debe a la polémica medida para que sólo ingresen al país 600 personas por día.

A cuatro días de que venza la decisión administrativa 643/2021 que dispuso el cupo de ingreso de 600 pasajeros internacionales diarios, la Asociación de Transporte Aéreo Internacional insistió en reunirse con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Esto se da luego de que la semana pasada esta Asociación cancelara una reunión con el ministro de Transporte, Alexis Guerera, ya que Cafiero no iba a estar, considerado “el principal responsable de la toma de decisiones y signatario de la decisión administrativa 643/2021″, que dispuso el cupo de 600 plazas.

“Es imprescindible que se establezcan con el Gobierno los requisitos de forma coordinada y previsible que permitan a la industria operar de forma estable, mientras que siga la pandemia. Así se podrá traer de vuelta a los miles de pasajeros afectados por las restricciones impuestas el 25 de junio. Esta normativa establece una reducción del 70% de la capacidad diaria anterior de 2000 pasajeros que pueden ingresar al país y cada día que pasa, está dejando literalmente tiradas a unas 1400 personas en diversos lugares del planeta. Si esta medida sigue en pie puede que se demoren semanas, incluso meses, en poder subirse a un avión por las reprogramaciones”, afirmaron desde el organismo en un comunicado. 

Además, indicaron que la incertidumbre es cada vez mayor, ya que a 10 días de haberse decretado la medida el Ejecutivo nacional no ha autorizado aún ninguna operación aérea posterior al 12 de julio e incluso se desconoce si extenderá las limitaciones actuales de los vuelos a partir del 9 de julio.

“Lo único que tenemos claro hasta ahora es que los vuelos autorizados no alcanzan para poder traer de vuelta a los miles de pasajeros varados. La programación de vuelos en el mundo se hace con meses de anticipación, pero en la Argentina hay aprobaciones que han llegado incluso un día antes y así se hace muy difícil operar, por lo que es de esperar que más aerolíneas suspendan temporal o definitivamente sus operaciones en este mercado”, indicó Peter Cerdá, vicepresidente regional de IATA para las Américas.


-->