Las autoridades debieron ayudar a una mujer que había sufrido una luxación en su cadera.

El Parque Provincial Aconcagua tuvo su primer rescate de la temporada cuando se debió activar el protocolo por una persona herida. En un arduo trabajo de equipo coordinado, las autoridades lograron descender para asistir a una mujer.

Según informaron, el episodio tuvo lugar en cercanías del Campamento confluencia, “una persona de sexo femenino, tiene una luxación de cadera, guardaparques de Confluencia al enterarse de la situación deciden trasladar con camilla, brindando la primera asistencia”.

Tras esto, se informó a Horcones, “la base operativa del parque, donde se despliega el operativo de rescate. Guardaparques junto con el servicio médico deciden trasladarse caminando, para comenzar a socorrer” a la mujer.

Además, “debieron pedir ayuda a la gente que se encontraba realizando turismo en la zona”. Finalmente, “al llegar a Horcones la paciente fue trasladada por el Servicio Coordinado de Emergencia a Uspallata para una mejor atención”.


-->