El ministro de Transporte conocía bien la zona y remarcaba la necesidad de mejorar la seguridad vial

El ministro de Transporte, Mario Meoni, conocía los riesgos de la Ruta Nacional 7 y a fines de 2020 había advertido que era una vía “que se ha llevado muchas vidas”.

Junto a su par de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, el dirigente de origen radical había encabezado una recorrida por las obras de la ruta en octubre de 2020.

En ese marco, Meoni advirtió la importancia de mejorar la seguridad vial en ese camino.

“Es una obra histórica y que la verdad siempre fue deseada por los juninenses desde hace muchos años. Es una ruta que ha llevado muchas vidas”, señalaba.

La obra busca reducir la probabilidad de accidentes de tránsito, así como también agilizar el recorrido en el tramo Chacabuco–Junín.

Las vueltas de la vida hicieron que el ministro de Transporte, que conocía y había advertido sobre los peligros de la zona, falleciera en esa ruta nacional.

Meoni murió en la noche del pasado viernes como consecuencia de un accidente automovilístico ocurrido a la altura del kilómetro 112 de la Ruta Nacional 7, cerca de la localidad bonaerense de San Andrés de Giles.

Según informaron fuentes policiales, el accidente se produjo poco después de las 22:00 al volcar el Ford Mondeo que conducía el propio funcionario, que tenía 56 años.

Siguen las condolencias y repercusiones en las redes por el fallecimiento de Meoni

El auto, un vehículo oficial de la cartera que conducía Meoni, tenía la patente AE75940 y el accidente se produjo cuando el ministro se dirigía a pasar el fin de semana con su familia, en el partido de Junín, del cual había sido intendente.

Escrito por Pablo Tallón

Buenos Aires, NA


-->