El “Peque”, bajo un intenso calor nuevamente, sucumbió ante la potencia del ruso en tres sets por 6-1, 2-6 y 6-1. Así, y tras la derrota de Podoroska-Zeballos en dobles mixto, ya no quedan argentinos en el tenis olímpico.

El porteño Diego Schwartzman, 13 del ránking mundial, le dijo adiós este miércoles a la ilusión de medalla en su primera experiencia olímpica tras perder frente al ruso Karen Khachanov (25°) en tres sets, en los octavos de final del tenis en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que se quedó sin argentinos tras la eliminación del dobles mixto de Nadia Podoroska y Horacio Zeballos.

El ruso  se quedó con el duelo con parciales de 6-1, 6-2 y 6-1, en un partido con muchos vaivenes en el dominio, quizás producto de las condiciones climáticas en las que volvió a jugar el “Peque”, que lanzó críticas a esa situación.

La potencia del ruso fue demasiado para Schwartzman en el primer set, dado que el europeo se hizo fuerte con su revés y el argentino estuvo lejos de su mejor versión.

Sin embargo, en el segundo parcial el “Peque” tuvo paciencia y cambió bastante su producción, dominando el juego desde el fondo de la cancha, pero además variando los golpes y provocando que el ruso se equivoque mucho, para quedarse así con el parcial por 6-2.

Para la tercera manga Khachanov volvió a tomar las riendas del juego y con su poderosa derecha sometió al argentino para quedarse con el boleto a cuartos de final.

“Jugar así es muy difícil. Tres personas con aire acondicionado deciden que tenemos que jugar con este calor y después llegan y te caen a la cancha con anteojos de sol. Parece un chiste”, se quejó Schwartzman, luego de ser el último tenista eliminado de los cinco que compitieron en los cuadros de singles junto a Facundo Bagnis, Federico Coria, Francisco Cerúndolo y Nadia Podoroska, que también tropezó en octavos de final.

Y, en ese sentido, comparó la situación con una de las series más vistas de los últimos tiempos: “Encima te dan diez minutos para descansar entre el segundo set y el tercero. Hoy me costó mucho retomar. Parecíamos ‘The Walking Dead’, era un partido para ver quién aguantaba más en el punto. Él tuvo un poco más de fuerza que yo y ganó. Perder se puede perder, pero las condiciones tienen que ser mejores”.

“Más allá de eso disfruté mucho estos diez días, cada momento con cada deportista argentino. Es una experiencia nueva. Fueron mis primeros Juegos Olímpicos, a veces lo jugué nervioso y me jugó una mala pasada”, completó el tenista, que había superado anteriormente al peruano Juan Pablo Varillas y el checo Tomas Machac, para alimentar la ilusión de una medalla en un cuadro sin tantas figuras de renombre.

Por último, sobre el desarrollo del encuentro, el “Peque” de 28 años apuntó que tuvo “muchas chances” para ganar el partido contra Kachanov, porque lo vio “cansado” pero sin poder “aprovechar”“Es una mezcla de calentura por no haberlo hecho bien y las condiciones”, cerró.

En tenis, la Argentina -que obtuvo cinco medallas olímpicas a lo largo de la historia- también perdió la última posibilidad que le quedaba latente: porque sobre el final del día el dobles mixto que componen Podoroska con el zurdo marplatense Horacio Zeballos no pudo superar el complicado duelo ante la dupla australiana integrada por Ashleigh Barty y John Peers.

La caída fue con parciales de 6-1 y 7-6 (3), en un partido que les fue cuesta arriba de entrada y que luego pudieron equilibrar, aunque sin llegar a estirar la definición al tercer set.


-->