Independiente Rivadavia le puso un parate a la racha triunfal del Atlético Palmira en el Este (venía de ganarle el clásico a San Martín), en lo que fue el cierre de la novena fecha del torneo Apertura en el hockey sobre patines masculino de Mendoza. El duelo culminó empatado 4 a 4.

El Jarillero y el Azul jugaron un partidazo. Con el pitazo de los jueces la visita se puso el traje de protagonista en los minutos iniciales y así fue que sacó una diferencia de dos tantos, algo que en el local (tercero en la tabla) no tenían en los planes y que por supuesto complicó el panorama.

Palmira acusó el golpe y de a poco generó también sus situaciones de peligro con las que alcanzó a emparejar las acciones cerca del cierre del tramo inicial. Independiente contó con lo suyo, pero erró en el punch fdefinitivo y el cuadro Aurinegro desniveló para irse al descanso 3 a 2.

En el complemento, Independiente Rivadavia salió decidido y le hizo temblar el arco a La Escoba. Por ambos sectores de la cancha, el elenco comandado por Federico Scannio le sacudió los tres palos al dueño de casa aunque sin profundidad y lo pagó caro.

Cuando promediaba el complemento, la escuadra Jarillera encontró el 4-2 con un remate fuerte desde afuera. La Lepra, en tanto, no bajó nunca los brazos y como lo manda su historia a puro corazón pudo lograr el empate cuando se moría el cotejo (vale decir que lo pudo perder de no ser por la gran defensa en los momentos más complicados y también ganar si hubiese sido más eficaz).

Los tantos de la contienda para Palmira fueron anotados por Dalmiro Aranda y Joaquín Muzza (3), mientras que en el quinteto de Carrodilla lo hicieron Joaquín Pérez (2), Ignacio Lázzaro y Lucas Levy.

El torneo está en las manos de Banco Mendoza, que el fin de semana tendrá una dura prueba frente a Maipú Giol. Leonardo Murialdo, es escolta, visitará a La Colonia en Junín.


-->