Los familiares del pequeño atropellado estaban empujando un rastrojero que no encendía. Se encuentra internado en terapia intensiva.

Un pequeño de tan sólo un año y 8 meses permanece en grave estado luego de ser atropellado por su tío en San Rafael.

El hecho sucedió el sábado en Callejón Ramón Vera, a unos 500 metros al norte de la Ruta 143 Km. Allí los familiares del pequeño empujaban un rastrillero que no encendía. 

Fue en ese momento que una de las personas que estaba empujando detectó que el bebé estaba tirado en el piso tiritando luego de ser arrollado por una de las ruedas derechas. 

Rápidamente fue trasladado al hospital Schestakow, donde le diagnosticaron fractura de cráneo bilateral. Debido a la gravedad de las heridas quedó internado en terapia intensiva. 

La fiscalía solicitó inspección ocular y croquis, pericia de científica, dosaje de las cinco personas que empujaban el rodado y el conductor. En la causa intervino la Oficina Fiscal de la Comisaría 42ª.