Los padres de la menor anunciaron una nueva movilización. Tendrá lugar este martes y se movilizarán hacia la Casa de Gobierno.





Los padres de Guadalupe Lucero informaron hoy que realizarán otra marcha, mañana a las 11, hacia terrazas del Portezuelo, donde funciona la casa de Gobierno de San Luis, para reclamar por la aparición con vida de su hija, de quien nada se sabe hace una semana, al tiempo que el Sistema Federal de Búsqueda de Personas (SIFEBU) precisó que el aporte de datos sobre paradero implica ingresar como testigo de identidad reservada. 

Antes de realizar este anuncio, los padres de Guadalupe criticaron otro dato telefónico que resultó ser falso, que llegó pasadas las 18.30 por el que buscaron a la niña en la manzana R de la calle Orlando De Luca, en el barrio 544 Viviendas, donde desapareció hace una semana, mientras jugaba con sus primos en la vereda de la casa de su abuela.

En el lugar, ambos adelantaron una nueva marcha que se realizará mañana a las 11 hacia terrazas del Portezuelo, sede del gobierno de San Luis.

El barrio vivió horas de tensión, y tanto el padre como la madre de Guadalupe mostraron su indignación sobre el dato falso que les llegó “vía policial”, por un llamado anónimo que movilizó unos 30 efectivos y un perro de rastreo.

El llamado se había registrado en la línea 134, y advertía que la niña habría sido vista en una camioneta color gris, a la entrada del barrio 544 Viviendas, móviles y efectivos policiales se hicieron presentes en la zona, que rápidamente fue rodeada por vecinos del lugar.

“Por qué juegan con nosotros”, se preguntó Yamila Cialone, madre de Guadalupe, y volvió a cargar contra la modalidad de la investigación afirmando que había una cámara de un negocio que registró a una niña y a una mujer”, en el momento de la desaparición de Guadalupe, pero que nunca fue “llamada a reconocer a mi hija en esa filmación que lamentablemente dura 7 días y ahora se perdió”.

“No pueden estar descartando pruebas así porque sí”, dijo Erik Lucero, el padre, y agregó que “hoy día nos dimos cuenta que están jugando con los dos, y es una vergüenza, nos tiraron el dato a los dos y acá estamos luchando para encontrar a nuestra hija”.

“Rastrillan campos y lugares alejados, cuando desde el primer momento pedimos allanamientos en estas casas que son las que rodean al lugar de donde se llevaron a mi hija”, dijo la madre ante medios nacionales, que junto a los vecinos siguieron la pista falsa hasta llegar a la manzana “R” donde se suponía que estaba retenida Guadalupe.

La recompensa establecida por el Ministerio de Seguridad en el caso de Guadalupe Lucero se fijó en dos millones de pesos, se informó.


-->