La Vuelta a Burgos está siendo espectacular en lo deportivo incluso en las etapas llanas de transición. Hoy el gran protagonista ha sido Sam Bennett, que se ha llevado la victoria en la llegada al sprint en Roa. El corredor irlandés ha gestionado mejor que nadie las últimas rampas de hasta el 5% donde ha habido una caída en el pelotón y ha pasado en primera posición la línea de meta. La llegada fue, al igual que en Villadiego, muy nerviosa y el corredor de Deceuninck-Quick Step ha ganado en solitario. Así ha sido la caída en una de las últimas curvas pronunciadas, donde Michael Morkov fue el primero en caer.

Estas han sido sus impresiones al final de la etapa, donde ha reconocido la importancia de la caída en el triunfo: “El equipo ha hecho un trabajo fantástico para situarme en la última curva y cuando he visto que después de la caída todo el mundo se ha pausado he lanzado el ataque. Ha sido mucho más largo de lo que recordaba”. Por su parte, el grupo perseguidor ha llegado a cinco segundos, con Arnaud Demare y Giacomo Nizzolo como segundo y tercer clasificado respectivamente.

La jornada ha sido tranquila con una fuga controlada por el pelotón en todo momento, donde se han mantenido bien protegidos los líderes de los equipos fuertes de esta ronda. Groupama, Bahrain y Deceuninck-Quick Step han sido hoy los encargados de controlar la carrera hasta que el gran grupo ha puesto una marcha más encarando el sprint final.

Kometa continúa siendo el más valiente

El conjunto español ha vuelto a ser protagonista de la fuga, donde Diego Sevilla, Alejandro Ropero y Riccardo Verza han trabajado constantemente en los relevos junto a Damiano Cima (Gazprom) y Willem Smit (Burgos BH) que se han implicado mucho menos. Fueron Ropero y Sevilla los que fueron un paso más allá e intentaron un último ataque demostrando que el ciclismo joven español tiene futuro, al menos en lo que a valentía se refiere. Finalmente el trabajo por detrás de Groupama y Bahrain, han hecho que la aventura del día acabase a 12 kilómetros de meta.

El Kometa ha estado presente en todas las escapadas de esta Vuelta a Burgos.Diego Sevilla, Riccardo Verza, Alejandro Ropero y Martón Dina han sido protagonistas en el grupo de escapados en al menos una etapa de la ronda burgalesa.

Todo preparado para las Lagunas de Neila

Como se esperaba en la jornada de hoy, ha sido una etapa de descanso para los líderes de la general, que se han refugiado en la comodidad del pelotón. Esta todo preparado para la gran etapa reina de esta Vuelta a Burgos con la gran subida final a las Lagunas de Neila, donde se decidirá el ganador final este sábado. Mikel Landa parte como el español favorito al triunfo al estar en tercera posición a 32″ del líder.

Los corredores tendrán que enfrentarse a una jornada en la que la carretera va a picar siempre hacia arriba a lo largo de los 158 kilómetros de recorrido y en la que está marcado en rojo el gran alto de Neila, un puerto corto de 4,8 kilómetros pero con un desnivel medio espectacular del 10%. Antes se presentan tres aperitivos en los que podría saltar la sorpresa con algún ataque lejano. Se trata del Alto del Cerro (5,4 km al 2%), Collado de Vilviestre (3km al 1%) y el Alto del Collado, puerto de tercera categoría con 4 kilómetros al 4,5%.



/" target="_blank">