El subsecretario de Salud se refirió a la situación sanitaria de Mendoza y explicó que “hay que estar arriba de los números para ver cómo se va comportando la pandemia”.

El incremento de los casos de coronavirus en Mendoza, especialmente entre julio y agosto, tiene preocupados a todos los mendocinos. Luego de que el gobernador Rodolfo Suarez anunciara que “las camas de terapia intensiva están llegando a su límite”, quien habló ahora fue el subsecretario de Salud, Oscar Sagás.

Para tranquilidad de los ciudadanos el funcionario indicó que “el sistema de salud está respondiendo”, aunque reconoció que “no estamos todavía en el pico de la pandemia”.

“Hay que estar arriba de los números viendo cómo se va comportando la pandemia. De todas maneras, es cierto que estamos en un ascenso, pero no estamos todavía en el pico de la pandemia”, explicó el funcionario en una entrevista radial a LVDiez.

Luego se refirió a la nueva guía técnica par el manejo de la enfermedad que implementó Mendoza. Allí, por ejemplo, se definió que los convivientes de un paciente con coronavirus sean considerados positivos sin necesidad de someterse a un testeo PCR. También se estableció que los casos leves o asintomáticos pueda ser aislados en sus domicilios.

“Frente a la nueva guía también da posibilidades al sistema de reacomodarse un poco y dejar de presionar tanto al hospital”, detalló Sagás.

En este sentido Sagás explicó que, como sucede todos los años, durante la época invernal la ocupación de camas crece debido a las enfermedades de invierno. “Siempre el sistema respondió y hoy está respondiendo bien”, afirmó.

Así reiteró que la utilización de camas críticas en el Gran Mendoza es del 70% y que a nivel provincial esa cifra desciende al 61%.

En tanto, la cama clínica -que es aquella utilizada por el paciente “que tiene necesidad de estar internado porque pueden estar una situación moderada a grave- está más o menos en un 65% en el Gran Mendoza”.

“Por supuesto que los hospitales se ven traccionados, pero tienen otros mecanismos para poder ir saliendo de esa tracción y poder llevar a los pacientes a otros espacios. Siempre hay un margen de poder ampliar el número de camas, poder ir corriéndose”, añadió, y luego cerró: “Estamos tratando de que todo el mundo tenga lo que necesita en materia de atención”.



/" target="_blank">