Un hombre murió aplastado por su auto en un terraplén que evitaba el cruce entre San Luis y Córdoba desde el comienzo de la cuarentena

Los vecinos de la localidad de Villa de Merlo reclamaron por el cierre de las fronteras entre San Luis y Córdoba. Todo ocurre luego de que una persona muriera en un confuso episodio en un terraplén dispuesto por la policía puntana.

Indignados por la situación, vecinos derribaron con picos y palas el terraplén y obligaron a las autoridades a formar un corredor sanitario, para atender pacientes aislados por el coronavirus.

Mario Javier Cortez, un vecino de 41 años llegó hasta el límite con La Paz, localidad cordobesa cerca de Merlo, para acercar a una amiga.

Su vehículo quedó atascado en el terraplén armado para evitar el cruce. El hombre intentó detener el vehículo con su cuerpo y murió aplastado.

El episodio ocurrió sobre la llamada “ruta vieja”. San Luis blindó todos sus límites en el comienzo de la cuarentena por el coronavirus. Hacia los dos lados hay “zonas blancas”.

En la tarde del sábado, los vecinos se manifestaron y destruyeron el terraplén.

La provincia puntana bloqueó hasta los caminos secundarios de acceso y ni las ambulancias podían trasponerlos. Lo que semanas atrás ocasionó un caso similar.

Osvaldo Oyarzún (52) vivía en el paraje Cruz de Caña, a 12 kilómetros de Merlo, que tiene un hospital de mediana complejidad. El 26 de abril sufrió un ACV. Como su familia sabía que no podría cruzar la ciudad puntana, lo trasladaron a Villa Dolores, situada a casi 50 kilómetros del lugar. Llegó sin vida.

Qué dijeron los intendentes 

Enterados de la situación, varios intendentes cordobeses de la zona hicieron sus reclamos al gobierno de San Luis, aunque dicen sin resultado.

Consultado por Mitre Córdoba Gustavo Achuel, intendente de La Paz relató: “Le pedimos por favor si puede cambiar esa medida de sacar el montículo de la ruta principal. Seguir con los vallados y los controles sanitarios”.

Por su parte, el intendente de Huinca Renancó, Oscar Saliba contó que en las últimas horas también se sumaron inconvenientes en los límites de la provincia de La Pampa.

“Permanentemente tenemos problemas. Tanto el Pami como el Apross se atienen a una clínica a 2o km. Hay que sacar un permiso nacional y provincial, dejan pasar según quien esté en la caminera. Los criterios no son uniformes”.



/" target="_blank">