En la provincia hay 6.700 agentes de la Educación, entre maestros y celadores, que no están obligados a retornar a las aulas ¿quiénes son y por qué no regresan

El Gobierno de Mendoza está planeando el regreso a clases presenciales.

En Mendoza hay 6.700 agentes de la educación, maestros y celadores, que no retornarán a las aulas.

Los trabajadores seguirán bajo la modalidad virtual porque tienen enfermedades de base, son mayores de 60 años, están cursando un embarazo o presentan algún tipo de discapacidad.

Punto por punto: así será la vuelta a clases en Mendoza

Según la dirección de recursos humanos de la cartera educativa, los docentes y no docentes que no volverán a la escuela, representan el 11,53 % del total de la planta educativa, que asciende a 52.000 en toda la provincia.

Los Docentes que no vuelven a las aulas 

  • Mayores de 60 años
  • Embarazadas
  • Enfermedades respiratorias
  • Enfermedades cardíacas 
  • Diabetes 
  • Diálisis
  • Insuficiencia renal
  • Inmunodeficiencias
  • Desnutrición grave
  • Medicación con corticoides
  • Oncológicos
  • Trasplantados
  • Discapacitados
  • Obesidad

-->