Un poblador de Lavalle lo encontró y dio aviso a una veterinaria. El ejemplar ya cuenta con atención de la Fundación Cullunche.

Tras recibir el aviso de una médica veterinaria de Lavalle, por intermedio de la Fundación Cullunche, la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial –a través del departamento de Fauna Silvestre dependiente de la Dirección de Recursos Naturales Renovables-, activó el protocolo de rescate mediante el apoyo del Ministerio de Seguridad.

Acudieron de forma urgente al domicilio del ciudadano que dio aviso, tanto personal de Policía Rural como Guardaparques, a fin de poder trasladarlo para su pronta atención veterinaria.

Se determinó que se trataba de un ejemplar adulto de flamenco austral en mal estado. El flamenco austral (Phoenicopterus chilensis), según la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza es una especie cuyo estado de conservación se cataloga como Casi Amenazada (NT), de allí la importancia del rescate.

El poblador lavallino que encontró al ave notó que una de sus patas estaba quebrada por lo que entablilló su pata provisoriamente hasta que llegara asistencia profesional. Posteriormente fue recibido por el servicio veterinario de dicha fundación, dándole todo lo necesario para intentar estabilizarlo y que pasara la noche, con un pronóstico más que reservado.

Luego de los estudios de rutina, se constató una fractura expuesta en una de sus patas, con un avanzado grado de infección y una deshidratación visible. Luego de lograr estabilizarlo se decidió de carácter urgente avanzar con la cirugía necesaria para reparar esa fractura expuesta.

En el Centro de Rehabilitación de Fundación Cullunche se realizó la cirugía de reducción de la fractura bajo anestesia inhalatoria mediante un fijador externo (tutor). Al día siguiente con la colaboración de Progress se comenzó con terapia de láser y magnetoterapia para acelerar la consolidación de la fractura.

El Director de Recursos Naturales, Sebastián Melchor recordó que el cuidado de la fauna silvestre es responsabilidad de todos y agradeció la predisposición de las personas que colaboraron dando aviso de esta ave herida. También se refirió a la Educación Ambiental como vehículo para ayudar a los chicos a tomar conciencia de la importancia de la sensibilidad hacia todos los animales, inclusive los silvestres, desterrando las viejas costumbres de uso de hondas cuyo blanco es un ser vivo.

Asimismo, desde el Departamento de Fauna Silvestre recordaron que el uso de gomeras se encuentra prohibido en la provincia de Mendoza como también el uso de tramperos para la captura de aves, mediante la normativa vigente Decreto Reglamentario 1890/05, Ley Provincial 4602/84 de conservación de la fauna.


-->