La Agencia Nacional de Seguridad Vial le suspendió la licencia de conducir. También, fue denunciado penalmente por violar los protocolos para transitar con bajas temperaturas

Leandro “Renolito” Mokfalvi, el camionero que volcó a 90 kilómetros de Río Gallegos luego de grabarse mientras manejaba de forma irresponsable, fue inhabilitado para manejar. Así lo decidió la Agencia Nacional de Seguridad tras la viralización de los videos en los que se lo ve alterado, sin cinturón y con una damajuana de vino a bordo del vehículo.

Según informó el medio local La Opinión Austral, el organismo dependiente del Ministerio de Transporte suspendió la Licencia Nacional de Transporte Interjurisdiccional (LiNTI) del camionero. Además, informó que, en caso de querer recuperarla, deberá someterse a un riguroso examen psicofísico.

Por su parte, María Sanz, la Subsecretaria de Seguridad Vial de Santa Cruz, realizó una denuncia penal contra “Renolito” por la imprudencia. De acuerdo con lo informado, argumentó que el conductor violó la disposición 002 de la Agencia Provincial de Seguridad Vial de Santa Cruz, que obliga a llevar cadenas ante la presencia de escarcha y nieve en las rutas para evitar accidentes.

Las imágenes que muestran la inconsciencia de Mokfalvi al volante se viralizaron en las últimas horas en las redes sociales. Muestran al fueguino cantando a los gritos el tema “Te voy a atornillar” de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota y bailando dentro de la cabina.

En la grabación, el hombre se jacta de que “siempre, siempre” maneja “sin cadenas”, ya que lo hace “con cadena líquida”, en referencia a una damajuana llena de vino que lleva en el vehículo.

Como era de esperarse, alrededor de las 16 del último viernes, “Renolito” volcó a 90 kilómetros de Río Gallegos e, increíblemente, salió ileso. En el hecho intervinieron Gendarmería Nacional y la Policía caminera provincial.

De acuerdo con el camionero, el accidente se produjo por culpa de “un chileno” que lo cruzó en medio de la ruta. Sin embargo, no hay testigos que corroboren sus dichos.