Se trata del barrio Nuestra Señora del Carmen, en el distrito El Sauce.


En su etapa 38, el Plan de Recuperación Vial del municipio avanza con nuevos frentes de trabajo. Ahora llegó el turno de cinco calles del barrio Nuestra Señora del Carmen, donde la mayoría eran de tierra y pasarán a tener una calzada pavimentada para optimizar la circulación vehicular por la zona. 


Los trabajos comenzaron por calle El Chimborazo, entre Cerro Marmolejo y Aviador Casale; y continuarán por Calle Pública, de Cerro Marmolejo a El Chimborazo; Pìco Nevado, desde Cerro Marmolejo hasta Aviador Casale; y por las calles Cerro Palermo y Volcán Antofalla, ambas intervenidas desde Fausto Burgos a El Chimborazo. Como la situación existente es similar, primero se construye una base estabilizada de 20 centímetros de espesor, luego se imprima y, finalmente, se coloca una carpeta de concreto asfáltico en caliente. 






Las arterias en obra, ubicadas en el sector oeste del vecindario, se suman a otras vías internas ya recuperadas. Entre ellas se pueden mencionar Cerro Marmolejo, Aviador Casale, Pico Inca Huasi y José Luis Cabezas, la calle central y la única que no era de tierra pero que fue igualmente reasfaltada. El salto de calidad es integral, teniendo en cuenta que, previamente, en cada una se construyó una infraestructura de drenajes con cordones, cunetas y banquinas revestidas en hormigón. A esto se sumaron otros detalles de urbanización como remodelación de esquinas, alcantarillas y puentes de acceso peatonal y vehicular para los domicilios frentistas. Además, sobre calle Nuestra Señora del Carmen se hizo un boulevard de 280 metros que comprende todo el frente del barrio y se llevó a cabo una obra hídrica modelo vinculada al canal Lagunita, que implicó un cauce para drenar correctamente las aguas de la zona, un badén para evitar destrucciones e inundaciones en los días de grandes tormentas y una laguna de retención aluvional.


Vale aclarar que, en posteriores intervenciones, se seguirán asfaltando las calles restantes.


Estas mejoras se realizan cumpliendo las normas de seguridad e higiene dictadas con motivo de la pandemia por la comuna y por los ministerios de Salud de la Nación y de la Provincia, a efectos de resguardar la salud de los trabajadores.


-->