Pese a los programas de precios que mantienen contenidas las subas, hay productos como la carne y la harina que este fin de semana ya tuvieron incrementos de hasta el 10%.En tanto, el precio de la nafta subirá un 7% esta semana.

Tras el congelamiento de precios instaurados por la pandemia, la semana está habiendo una serie de aumentos que golpeará significativamente en los bolcillos de los argentinos.

Los combustibles tendrán un aumento en su valor, una decisión que quiso ser implementada hace 8 meses por Guillermo Nielsen, presidente de YPF, pero no pudo por la oposición de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

La suba pondría presión a la inflación y se prevé que podría llegar a aplicarse antes del martes 11 de agosto, cuando la petrolera estatal debe presentar a sus inversores los resultados del segundo trimestre.

Hay que tener en cuenta que el atraso en los precios de la nafta sería de entre un 10% y un 12%, según una refinadora. Otra compañía incluso estima en 15% lo que deberían subir los precios de los combustibles.

Telefonía móvil

Tras la finalización del congelamiento de tarifas, las empresas de telefonía celular anunciaron que desde septiembre aplicarán incrementos que en promedio serán del 11% y también habrá ajustes en los servicios de Internet.

El 31 de agosto vence el acuerdo entre el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) y las empresas de telefonía y por eso las compañías ya empezaron a notificar a los usuarios de estos incrementos, que dependerán del servicio que cada cliente posee.

“Debido al contexto que atraviesa la industria en el país, Movistar se ve en la necesidad de realizar una adecuación de precios que permita sostener los niveles de calidad de servicio. En servicios móviles, el plan pospago más representativo tendrá una actualización promedio del 10% a partir de septiembre de este año, mientras que en la modalidad prepago, tras casi un año sin ajustes, en octubre finalizará la bonificación otorgada en noviembre de 2019 y extendida en marzo de este año”, informaron a Diario La Nación fuentes de Movistar Argentina.

En tanto, Telecom está informando a sus clientes un aumento promedio del 11% en todos sus servicios móviles (prepago/pospago), fijos, TV Paga e internet fija que comenzarán a implementarse a partir de septiembre de 2020.

Por su parte, fuentes de Claro dijeron que, a partir de septiembre, los pospagos variarán de acuerdo con el plan, pero la adecuación será de aproximadamente un 10% promedio. Con respecto a los prepagos, se restablecerán los precios previstos en marzo y que fueron suspendidos en esa oportunidad.

En cuanto a la disposición de no corte, el mes pasado el Gobierno volvió a prorrogar por seis meses la suspensión de los cortes de servicios públicos a poblaciones vulnerables que no pueden pagar sus facturas, entre los que están incluidos la telefonía fija y móvil, Internet y televisión por cable. A estos usuarios, las compañías deben ofrecerles la posibilidad de acceder a un plan de servicio reducido.

Pan y carne

Tras casi tres meses de mantener su valor, la carne volvió a encarecerse con un aumento que ronda el 15%, es decir unos 30 a 50 pesos por kilo en algunos cortes.

Por el hecho, nuestra provincia ya registra comercios donde el kilo de asado casi alcanza los 600 pesos. Desde las carnicerías y frigoríficos sostienen que es por la escasez de animales y el aumento en los valores de los insumos.

Sin embargo, la carne no es lo único que aumentará. Empujado por el fuerte alza en las materias primas, la Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines (FAIPA) adelantó que en las próximas horas, habrá una suba de entre 5% y 10% en el precio del kilo de pan y todos sus derivados.

La entidad señala que puso “en conocimiento de las autoridades la situación grave que estamos atravesando en la industria, debido al aumento indiscriminado de precios en los insumos. Desde que se desató la pandemia COVID 19, que ha azotado a nuestra población, han aumentado sistemáticamente distintas mercaderías que hacen a nuestra materia prima para la elaboración de los productos que vendemos, a saber; huevos, harina, aceite, levadura, margarinas”.

La entidad transmitió su preocupación al Gobierno por los aumentos que están padeciendo con los insumos básicos de nuestra industria. “Sólo algunos ejemplos: la harina subió un 10%; huevos, 50%; margarinas, 10%; azúcar, 15% y así en otros productos”, afirmó.

Además denunciaron que “las empresas que suministran estos insumos están retaceando su entrega. Por lo tanto no sólo estamos expuestos a su antojo, en cuanto a los precios, sino también a su unilateral decisión de a quién entregan, cómo, cuándo y de qué manera…”, finalizó la cámara.