¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Un mundial de sorpresas y confirmaciones

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

31° Mendoza

Viernes, diciembre 02, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$174,7500

Dólar Ahorro/Turista

$306,67

Dólar Blue

$312,00

Dólar CCL

$326,53

Euro

$177,2341

Riesgo País

2237

31° Mendoza

Viernes, diciembre 02, 2022

RADIO

ONLINE

Un mundial de sorpresas y confirmaciones

Mientras la selección argentina trata de salir de a poco del impacto que le produjo una derrota inesperada y generalmente devastante -salvo que su entrenador Lionel Scaloni pegue un golpe de puño en la mesa y haga como Carlos Bilardo en Italia 1990 y cambie medio equipo para enfrentar a México el próximo sábado- las sorpresas de este Mundial siguen a la orden del día y hoy se produjo otra y casi se repite en un tercer partido.

23/11/2022 21:48

Por Sergio Levinsky desde Doha

Los germanos le ganaban1-0 a Japón cuando en muchas mentes futboleras seguramente apareció la lógica idea de aquella frase (hoy, camino a ser obsoleta) del ex jugador y hoy gran presentador televisivo, el inglés Gary Lineker, acera de que el fútbol es un deporte que juegan once contra once y en el que siempre gana Alemania. Pero no fue así esta vez y Japón, un equipo asiático que aún se encuentra en una fase de desarrollo que sigue siendo lejana a las potencias, le dio vuelta el marcador y terminó venciendo por 2-1.

Las consecuencias de esa derrota alemana aún son fenomenales. A diferencia de los jugadores argentinos (que siguen escondidos ante la prensa) los derrotados hablaron cuando terminó el partido y vaya si lo hicieron. Manuel Neuer, uno de los mejores arqueros del mundo,. Dijo que no le había gustado nada lo que vio de sus compañeros, e Ilkay Gundogan, autor del gol de los europeos, sostuvo que notó una falta de interés de los suyos por quedarse con muchas pelotas. Pero peor fue lo del DT Hans-Dieter Flick (que llevó al Bayern Munich a ser campeón mundial en 2020), directamente decepcionado con lo ocurrido y dando a entender, directamente, que se pueden llegar a marchar a casa en muy pocos días, con lo que repetirían la actuación de Rusia 2018.

Alemania deberá enfrentar a España este domingo, por la segunda fecha, cuando los de Luis Enrique Martínez llegan sin ningún inconveniente tras la tremenda paliza a Costa Rica de 7-0 mientras que los germanos se la juegan todo ante una de sus “bestias negras” de los últimos tiempos, que le llegó a marcar un reciente 6-0, y de perder y de imponerse Japón a Costa Rica (algo nada descabellado) los teutones quedarán eliminados a falta de una tercera fecha, lo que se acercaría a un escándalo si nos basamos en su rica historia.

Si a primera hora nos tocó ver un discreto partido entre Marruecos y Croacia en el estadio más lejano de la ciudad, el de Al Bayt (a una hora en coche), con un grandísimo Luka Modric (que sale en todas las fotos del partido porque está en todos lados), y con un buen arbitraje del argentino Fernando Rapallini (que de quedar eliminada la selección de Scaloni hasta tiene chances de dirigir la final), lo  de España ante Costa Rica fue fútbol puro, en el que cada uno de los integrantes de “La Roja” sabe lo que tiene que hacer, con los dos centrales parados en la mitad de la cancha y con Sergio Busquets (no sólo de galera y bastón sino la prueba más palpable de que no hace falta correr demasiado sino estar bien ubicado).

España sale siempre con un claro esquema ofensivo con un 4-3-3, y con un agregado fundamental: la  gran diferencia de goles que sacó en caso de empate en puntos, y que todos sus principales delanteros (Dani Olmo, Ferrán Torres por dos, Álvaro Morata, Marco Asensio, Carlos Soler) ya marcaron goles y entonces nadie, o casi nadie, arrastra ninguna mochila particular.

Con todo ese bagaje, si el plantel español toma buena nota de lo ocurrido hasta aquí con el Mundial observando al resto de los participantes (Brasil aún no debutó), no debería preocuparse demasiado y podría mentalizarse en su capacidad para llegar lo más lejos posible.

Y todavía falta una más, porque a poco estuvo Bélgica de ser otra sorpresa si no fuera por el penal que atajó Courtois y los goles que perdieron los canadienses y que, en cambio, aprovecharon los europeos para vencer ajustadamente por 1-0 con gol de Batsuayi.

Desde el aspecto cultural, es para destacar que si los jugadores ingleses se arrodillaron antes de su partido ante Irán en repudio a los obreros fallecidos aquí en la construcción de estadios, los alemanes salieron en la clásica foto previa tapándose la boca como protesta porque la FIFA no permitió el uso de una cinta multicolor de capitán, dedicada a los colectivos marginados, así como la entidad madre del fútbol tampoco había permitido que los daneses jugaran con una camiseta negra o con publicidad casi invisible.

Hartas ya de estar hartas, las federaciones de Inglaterra, Gales, Bélgica, Suiza, Países Bajos y Alemania estudian tomar medidas en conjunto, para lo que se reunieron ya en una nueva entidad llamada “Grupo de Trabajo de Derechos Humanos de la UEFA para la Copa Mundial  de la FIFA 2022”, decidieron no apoyar la candidatura de Giani Infantino (la única) para un nuevo mandato en FIFA en el congreso de Ruanda de marzo y peor es el caso del presidente de la Federación Danesa, Jesper Moller, quien directamente insinúa la posibilidad de desafiliación.

Todo indica que estamos pasando a otra fase de enfrentamiento más directa y que acaso podría afectar el tramo final de Qatar 2022.