El Ministerio del Interior viene trabajando desde hace tiempo en las medidas sanitarias para votar diputados y senadores. Habrá más lugares habilitados, horario especial para mayores de 60 y los electores deberán llevar sus propias biromes.

El consenso político entre el oficialismo y la oposición sobre la necesidad de postergar el cronograma electoral (que quedará plasmado en la promulgación de una ley) ante la segunda ola de coronavirus, obligó a modificar el calendario tradicional de convocatoria a elecciones, oficialización de listas e inicio y final de la campaña.

Pero esta no será la única modificación a la que deberán adaptarse los partidos y los electores que deberán acudir a las urnas finalmente el 12 de septiembre (PASO) y el 14 de noviembre (generales), para renovar la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado, ya que la pandemia también obligó a incorporar nuevos protocolos sanitarios para cuando llegue el momento de ejercer el derecho al voto.

En esto último viene trabajando la Secretaria de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior, Patricia García Blanco, quien dialogó con Ámbito sobre la tarea que desde el año pasado se realiza en conjunto con la Comisión Nacional Electoral sobre los protocolos sanitarios destinados a cuidar a los ciudadanos y ciudadanas.

“Ya hace tiempo que venimos trabajando en los protocolos sanitarios de las elecciones, que comprenden las medidas que ya conocemos todos y todas, como el distanciamiento social y la sanitización de manos”, dijo la funcionaria a este medio al tiempo que añadió: “Además se garantizarán lugares ventilados para las mesas de votación y se incorporará una figura que es la del ‘facilitador sanitario’”.

Consultada sobre el rol de esta nueva figura, García Blanco explicó que “va a cumplir la tarea de velar para que los protocolos sanitarios se cumplan dentro de los establecimientos de votación”. “Habrá un ‘facilitador sanitario’ por escuela y va a pertenecer al comando electora”, sostuvo.

En tanto, afuera de los establecimientos de votación se reforzará la presencia de efectivos de las fuerzas federales “que deberán garantizar que los electores realicen las filas afuera para que no se cumulen personas en los lugares cerrados”.

Otro de los aspectos que remarcó es que se ampliará la cantidad de lugares habilitados de votación. “Vamos a pasar de 15 mil a 19 mil aproximadamente, con un promedio de 8 mesas por establecimiento, dependiendo de cada jurisdicción electoral”, señaló la Secretaria de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior, aclarando que cada establecimiento y mesa dependen del juzgado electoral de cada provincia. “Ya no vamos a tener esos largos pasillos llenos de mesas una al lado de la otra”, sostuvo.

Consultada por los horarios de votación, afirmó que las mesas permanecerán abiertas desde las 8 hasta las 18, pero habrá prioridad para adultos mayores de 60 años en el rango horario entre las 8.30 a las 10.30 horas. “Es decir que si la persona mayor de 60 llega en ese rango y hay alguien en la fila, van a tener que cederle el lugar, lo cual no quita que puedan ir a votar en otro horario”, detalló.

La Secretaria de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior, Patricia García Blanco, dialogó con Ámbito acerca de los protocolos sanitarios de cara a las elecciones legislativas.Ministerio de Interior de la Nación

Una vez que el elector ingrese al establecimiento, deberá mostrar su DNI a las autoridades de mesa pero no podrá pasarlo en mano, sino que tendrá que dejarlo apoyado. “El presidente de mesa enuncia el número para que los fiscales tomen nota, y en caso de haber dudas respecto a la foto se puede pedir que se baje unos minutos el barbijo para controlar su identidad”, aclaró.

Además, se va a pedir que cada votante lleve su propia birome para firmar el padrón para que no tenga que manipular la de la mesa. “Si no llevará se deberá sanitizar la birome del establecimiento antes y después de cada uso”, dijo García Blanco.

Al momento de depositar su voto, se pedirá al elector que no toque la urna, “sino que simplemente introduzca el sobre”.

La funcionaria descartó además la posibilidad de que se tome la fiebre en el ingreso a los establecimientos de votación: “No va a ser un requisito. Es un tema bastante limite porque no le podes negar el derecho al voto a la persona, entonces se apela a la responsabilidad de cada ciudadano y ciudadana de que, si presenta síntomas, no concurra a votar”.

Desde el Ministerio del Interior consideraron que ganar estas cinco semanas en cambiar la fecha del cronograma electoral “ayuda a que más ciudadanos estén vacunados para el momento de la votación”. Sobre la posibilidad de vacunar contra el coronavirus a los involucrados en el proceso de armado electoral y escrutinio, señalaron que cada juzgado electoral determina quiénes van a ser las autoridades de mesa y que a ellos corresponde definir “sobre qué grupo etario o social se van a definir esas autoridades”. “Sabemos que, por ejemplo, Provincia de Buenos Aires determina que las autoridades de mesa sean docentes, lo que hace que ya estén vacunados y puedan ejercer”, argumentaron.


-->