El fiscal aceptó el pedido de la acusada por ser madre de un niño de un año, entre otros puntos. Investigan si se trató de un caso de legítima defensa por sufrir violencia de género.

Patricia Garnica (34), la mujer que asesinó a puñaladas a su pareja, Cristian Vergara (37), el jueves pasado en Luján, recibió la prisión domiciliaria este miércoles.

El fiscal Flavio D’Amore aceptó el pedido del abogado defensor, Emiliano Marlia, para que continúe detenida en su casa tras analizar que la mujer tiene un hijo de un año de edad, entre otros puntos. Para esto, la acusada debió pagar una fianza de 250 mil pesos.

Garnica se encuentra imputada por el delito de “homicidio agravado por el vínculo”, el cual representa una única condena de prisión perpetua, y su defensa busca probar que actuó en legítima defensa por haber sufrido una supuesta golpiza en ese momento. En las pericias detectaron que tenía lesiones en muñecas, brazos y cara.

Sin embargo las pruebas presentadas hasta el momento no son suficientes para la fiscalía y por eso ordenaron un análisis del celular de la agresora y pericias psicológicas a cargo del Cuerpo Médico Forense, que comenzarán este jueves.