La fiscal de la Ciudad de Buenos Aires, Valeria Massaglia, afirmó que el “médico de las estrellas”, Rubén Oscar Mühlberger, detenido desde el jueves pasado cuando su clínica fue clausurada, “reconoció todos los hechos” al prestar declaración pero que recibirá el beneficio de la prisión domiciliaria por su estado de salud.


Massaglia dijo a la prensa al terminar la declaración del profesional que duró más de cinco horas que si bien reconoció los hechos “negó responsabilidades”.

La clínica de salud estética Mühlberger fue cerrada temporalmente el jueves pasado y su director quedó detenido luego de que fueran detectadas una serie de irregularidades durante una inspección como medicamentos vencidos, falta de habilitación y una cartel que promovía un medicamento que neutralizaba el coronavirus.

“Indudablemente más allá de lo que esta persona piense, lo que hizo hoy fue reconocer los hechos que se le imputaron porque la clínica estaba funcionando sin habilitación y ese es un hecho incontrastable; él mismo reconoce que apenas tiene una habilitación en trámite y sabe que no es suficiente”, detalló la fiscal.

Massaglia apuntó además que Mühlberger “va a seguir detenido pero no en la alcaldía, sino en su domicilio porque tiene una inmunodepresión grave; estuvo 48 horas detenido y me presentó toda la documentación que lo sustenta”.

Y agregó: “Sabíamos que había estado operado del estómago pero no había manifestado que había sido paciente oncológico y operado hace menos de un mes y medio”.

“Hay que peritar todos los medicamentos, insumos y materiales que se secuestraron, varios vencidos, e incluso también residuos patológicos”, detalló.

Por su parte, Mariano Cúneo Libarona, defensor del “médico de las estrellas”, afirmó que “esto recién empieza” y celebró la prisión domiciliaria de su defendido.

“Aportamos su teléfono y también su computadora para que se determine y reconstruya el hecho”, dijo el letrado.