El Jumbo-Visma va tan sobrado que ni siquiera necesitó controlar la segunda etapa del Criterium del Dauphiné para firmar otro recital. Primoz Roglic, que desde que volvió a la competición no encuentra un adversario a su nivel, se impuso con un tremendo ataque en la cima del Col de Porte que dejó secos al resto de favoritos. Su máximo rival, Egan Bernal, no pudo aprovechar el trabajo que asumió el Ineos durante gran parte del día y cedió 10 segundos con respecto al esloveno. Mikel Landa fue el mejor español aguantando en un grupo de los mejores donde faltaron Enric Mas y Alejandro Valverde en los últimos compases.

Los 135 km que conformaban el recorrido de la etapa solo podían significar una cosa: habría batalla entre los favoritos en la ascensión final al Col de Porte. Pero antes se cumplió el guión previsto. Ocho corredores probaron suerte desde el banderazo de salida, con Schär repitiendo fuga como en la primera etapa. El Jumbo-Visma asumió la responsabilidad en cabeza del pelotón, escoltando a su flamante maillot amarillo Wout van Aert con currantes de la talla de Robert Gesink y Tony Martín. Ineos, hasta entonces, a la expectativa.

A unos 40 km para meta fue el propio Van Aert quien se puso el mono de trabajo y tensó el ritmo en el pelotón, dejando un gran número de corredores descolgados por el camino y mermando las fuerzas de los equipos rivales. El sobresalto llegó a 22 km del final en forma de caídas. Sergio Higuita se fue al suelo al paso por una isleta y provocó una montonera. Aunque no hubo graves consecuencias, Luis León se vio obligado a abandonar la carrera. Schar y Armirail, últimos supervivientes de la escapada, fueron absorbidos por el gran grupo al inicio de la última cota.

Entre miradas de las escuadras favoritas y una calma tensa transcurrieron los primeros tramos del Col de Porte. Hasta que llegó la hora de Ineos, que con su formación al completo estaba ganando terreno a los tres miembros del Jumbo que aguantaban delante, su famoso tridente. Con Van Aert descolgado desde las primeras rampas, el cambio de líder estaba asegurado para los gallos, con un ritmo de ascensión endiablado del Ineos. El primero que agitó el árbol fue Buchmann, lo que provocó que Bernal se quedase sin compañeros (Froome y Thomas se descolgaron previamente). En ese instante apareció Kuss para allanarle el camino a un Roglic descomunal, que atacó sentado a falta de 500 metros para la llegada. Nadie pudo hacer frente a semejante potencia. Pinot se conformó con la segunda plaza y dio muestras de ir a más, algo que también refrendaron Quintana y Landa al aguantar con los mejores. Nuevo pleno del Jumbo, que en dos día lleva dos triunfos parciales y el liderato, primero con Van Aert y desde hoy con Roglic. Queda montaña y tres días para darle la vuelta a la situación, pero el esloveno es hoy por hoy quien manda en el pelotón…

Resultados de la etapa

1º Primoz Roglic (ESL, Jumbo), 3:39:40

2º Thibaut Pinot (FRA, Groupama), a 8″

3º Emanuel Buchmann (ALE, Bora), m.t.

4º Guillaume Martin (FRA, Cofidis), m.t.

5º Nairo Quintana (COL, Arkea), a 10″

Clasificación general

1º Primoz Roglic (ESL, Jumbo), 9:07:12

2º Thibaut Pinot (FRA, Groupama), a 12″

3º Emanuel Buchmann (ALE, Bora), a 14″

4º Egan Bernal (COL, Ineos), a 16″

5º Guillaume Martin (FRA, Cofidis), a 18″

8º Mikel Landa (Bahrain-McLaren), a 20″