8° Mendoza

Martes, mayo 24, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$124,2500

Dólar Ahorro/Turista

$205,34

Dólar Blue

$208,00

Dólar CCL

$212,54

Euro

$127,9480

Riesgo País

1936

8° Mendoza

Martes, mayo 24, 2022

RADIO

ONLINE

Messi, entre los premios y las ausencias

Este lunes por la tarde, hora argentina, Lionel Messi tendrá la chance de ganar, en la gala de Zurich, el premio “The Best” que otorga la FIFA al mejor jugador del mundo del año, que complementaría el ya conseguido séptimo Balón de oro, para seguir aquilatando su extraordinario palmarés.

15/01/2022 23:45

Por Sergio Levinsky, desde Buenos Aires. Especial para Jornada

El genio rosarino competirá en esta ocasión con dos jugadores de indiscutible presente, como el delantero polaco del Bayern Munich, Robert Lewandowski (quien se quejó amargamente por haber perdido ante el argentino el último Balón de Oro) y el atacante egipcio del Liverpool, Mohamed Salah. El primero, le marcó tres goles al Colonia, como visitante, en el triunfo de 4-0 de su equipo durante este fin de semana,  y lleva 34 en 27 partidos durante la temporada 2021/22. El segundo, faltó al clásico ante Arsenal por la semifinal de la Copa de la Liga inglesa por estar participando con su selección en la Copa África y los “Reds” no pudieron vencer a su rival, que tenía un jugador menos en gran parte del partido, y empataron 0-0.

Messi fue clave, y seguramente se encuentra en la terna de los candidatos de la FIFA, por su determinante actuación con la selección argentina en la pasada Copa América de Brasil, pero sus números de la actual temporada son altamente preocupantes: en 16 partidos marcó 6 goles y dio 4 asistencias desde que comenzó a jugar en el Paris Saint Germain (PSG).

Por un lado, es indudable que la traumática salida del Barcelona tuvo su efecto, tanto que el haber jugado apenas 11 partidos de liga francesa sobre 21 del equipo, y no haber estado presente nunca en las copas locales, es un claro indicio de sus prioridades, aunque también la tendencia de sus participaciones: en los 5 partidos que vistió la camiseta del PSG en la Liga de Campeones de Europa, marcó 5 goles y en un mes llegará el momento decisivo de la temporada, cuando además se enfrente a uno de sus más grandes rivales como jugador de fútbol, el Real Madrid, por los octavos de final.

Esos dos partidos ante la Casa Blanca, primero en París en febrero, y luego en Madrid en marzo, marcarán sin dudas el derrotero de Messi en la temporada y en su nuevo equipo, que lidera cómodo la tabla de posiciones de la liga con 50 puntos en 21 partidos, a 11 de distancia de su inmediato perseguidor (el Niza), aunque el Olympique de Marsella que dirige el ex director técnico de la selección nacional, Jorge Sampaoli, se encuentra a 14 con dos partidos menos y podría quedar a 8 unidades.

Sin embargo, no todas fueron luces para el PSG. Con un presupuesto muy superior al resto de los equipos participantes, suele ganar sus partidos con lo justo. Generalmente los da vuelta en el final y gracias al talento individual y muy poco por obra y gracia del trabajo en equipo.

El PSG es un conjunto no muy aceitado, que se suele perder en la cancha, que juega muy estático y que no potenció a sus grades individualidades, a las que no aprovecha en absoluto. Si Neymar se lesiona continuamente o es suspendido por sus tantas bravatas ante los rivales, Sergio Ramos era una incógnita hasta hace un mes y recién este sábado se produjo su debut liguero como local en el estadio del Parque de los Príncipes, recuperándose de una dolencia que le llevó más de cinco meses y que dio pie a pensar que tal vez se le rescindiera el contrato. Por su parte, el volante neerlandés Georginio Wijnaldum no tuvo la chance de mínima continuidad porque no parece ser del gusto del entrenador, el también argentino Mauricio Pochettino, y se conoce ya que Mauro Icardi quiere regresar a la serie A italiana al no contar con minutos suficientes para mostrarse.

Este panorama no es casual. El PSG gana sus partidos apretando el acelerador por pocos minutos y ya le basta dentro de la liga local y varias de sus estrellas se suelen dar el lujo de no jugar muchos de los compromisos y Messi es una de ellas, lo cual puede ser un problema para la selección argentina si este camino continua hasta mayo, cuando acabe la temporada 2021/22.

Es claro también que el esquema que presenta Pochettino para el PSG no es el mejor para Messi. El DT de Murphi viene de una escuela más italiana, más conservadora, como la del Espanyol de Barcelona, que es la misma que aplicó en el Southampton pero se debió adaptar a algo distinto en su muy buen paso por el Tottenham. Pero en Francia, parece haber pensado y armado un equipo para jugar de contragolpe, apoyado principalmente en la velocidad de Kylian Mbappé y en segundo término, de Ángel Di María, cuando de repente, en pleno agosto, el director deportivo del club, el brasileño Leonardo, se le apareció con la gran noticia de la llegada de Messi. Pero ya era tarde y el esquema nunca varió. Es a día de hoy que el PSG domina poco a cualquier rival en todos los torneos en los que participa, y es claro que Messi y Neymar no están a gusto con tener tan poco tiempo la pelota en sus pies.

Si Messi tiene hasta ahora un promedio de gol de 0,38, el menor que había conseguido en todos sus años con el Barcelona fue el de 2019/20 con 0,70 y hasta en 2020/21, en medio de la crisis de los catalanes azulgranas, tuvo uno de 0,86. Acaso este dato sea elocuente en cuanto a su momento en el PSG, en el que todavía no ingresó luego del parón invernal por las fiestas de fin de año debido a haber dado positivo de coronavirus, y cuando faltan pocos días para que otra vez se detengan los torneos de equipos por la próxima fecha FIFA de selecciones nacionales, por lo que recién estaría de regreso, de no jugar en el próximo fin de semana, para el 31 de enero.

Todo esto nos lleva a preguntarnos si esta situación de Messi es mejor o peor para la selección argentina. Desde lo físico, acaso sea mejor. Un jugador que va a llegar al Mundial de Qatar con 35 años y medio, acaso sufra mucho menos desgaste al estar presente en menos partidos, aunque todavía queda saber qué ocurrirá con la primera mitad de la temporada 2022/23. Pero futbolísticamente, es claro que el jugar tan poco, si se mantiene como idea y con la prioridad de la Liga de Campeones de Europa y alguno que otro partido de liga francesa, no parece ser lo ideal, y mucho menos, el esquema actual del PSG, que no le permite crear mucho y que, en cambio, le exige correr demasiado.

Crecientes rumores indican que el director técnico de la selección argentina, Lionel Scaloni, le dará descanso para los dos próximos partidos de clasificación mundialista ante Chile y Colombia, lo que parece una buena idea para que se reponga cuando ya el equipo ya consiguió una plaza para Qatar y de esta forma, se puede utilizar un Plan B, un segundo esquema para tener todo bajo control para cualquier caso que sea necesario.

Pero será interesante, más allá de esto, que Messi vaya tomando forma y que encuentre algún grado de continuidad y posibilidades creativas en su equipo, pensando en el Mundial, y más allá de la colección de merecidos premios que va acumulando.

__________________________________________________________________________________________________________________________________________
Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista Diario Jornada.