Publicidad

10° Mendoza

Viernes, mayo 27, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$124,5000

Dólar Ahorro/Turista

$205,94

Dólar Blue

$206,50

Dólar CCL

$210,70

Euro

$128,3011

Riesgo País

1908

10° Mendoza

Viernes, mayo 27, 2022

RADIO

ONLINE

La hora de la verdad en la Champions

Esta que comienza no es una semana más para el fútbol europeo. Es que cuando termine el miércoles en este continente, en la avanzada tarde de la Argentina, sabremos cuáles equipos serán los finalistas de esta edición de la UEFA Champions League del 28 de mayo en el estadio Saint Denis de París.

30/04/2022 22:25

Por Sergio Levinsky, desde Madrird - Especial para Jornada

Sin dudas, los cuatro equipos que llegaron a semifinales lo hicieron por mérito propio, aunque cada uno con su historia. El Liverpool, que parece estar en carrera hacia la definición luego de vencer al Villarreal 2-0, es el que menos ha sufrido hasta ahora. Tanto en cuartos de final como en la actual etapa, sacó bastante ventaja en el partido de ida, lo que le permitió, al menos ante el Benfica, jugar tranquilo, y hasta con varios suplentes, la vuelta en su estadio de Anfield.

Al revés que en cuartos, ante Villarreal le tocó primero como local y si bien le costó en el primer tiempo por la resistencia y el oficio del “Submarino Amarillo” (irónicamente jugando en tierras beatlemaníacas), ya en la segunda etapa el dominio se hizo tan abrumador, que la diferencia de dos goles (el primero, al desviarse el remate de Henderson en el ecuatoriano Estupiñán y el segundo, casi inmediato, por intermedio del senegalés Mané) pareció escasa.

Este Liverpool acaso no brille como aquél que ganara la Champions de 2019 en Madrid, pero sí cuenta con un plantel completo y ganador, muy seguro de sí mismo a partir de los éxitos conseguidos en este largo ciclo con el alemán Jürgen Klopp como entrenador, que además acaba de renovar su contrato esta semana hasta 2026.

El hecho de contar con jugadores que pueden rendir cuando les toca entrar (como Konaté, Thiago Alcántara, Henderson, Keita, el colombiano Luis Díaz, Origi o Firmino) le otorga a este Liverpool una confianza inusitada, al punto de que en el último mes de la temporada futbolística está en condiciones de terminar con un póker de títulos: ya ganó la Copa de la Liga inglesa al Chelsea, al que ahora debe enfrentar en Wembley por la definición de la  tradicional FA Cup (tras eliminar al Manchester City en un partidazo), se encuentra a un punto de los “Ciudadanos” en la Premier League a cuatro fechas del final, y con una derrota por un gol en España llegará a la final de la Champions.

El Villarreal, que casi no llegó a rematar al arco en Anfield (esto, admitido con mucha honestidad por su muy buen entrenador, Unai Emery) no es para nada un rival fácil y lo saben la Juventus (a la que derrotó 0-3 en los octavos de final) como el Bayern Munich (al que eliminó casi sobre la hora en Alemania en cuartos), aunque una desventaja de dos goles ante el Liverpool suena a mucho.

No casualmente los amarillos son los vigentes campeones de la Europa League luego de haberle ganado la final al Manchester United, por lo que ya han probado de estar en condiciones de eliminar a cualquiera, con algunos jugadores en un gran momento, aunque especialmente uno, el argentino Giovani Lo Celso, que si siempre tuvo un buen trato de pelota, ahora le agregó una dosis de intensidad y marca que lo hacen más completo y acaso atraviesa su mejor etapa como futbolista.

El problema del Villarreal es cómo acercarse al arco de Alisson Becker sin generar espacios que sean aprovechados por el Liverpool, especialmente las espaldas de los laterales con extremos tan hábiles y veloces como Mohamed Salah y Luis Díaz.

Del otro lado del cuadro, la serie entre Real Madrid y Manchester City asoma como más pareja. La exigua distancia que sacaron los ingleses en la ida generó que pese al 4-3 se fueran más contentos los derrotados, con la idea de que en la vuelta del miércoles, en el Santiago Bernabeu, serán capaces de una nueva remontada histórica tal como lo consiguieron en octavos ante el PSG cuando a treinta minutos del final parecía imposible, y en cuartos ante el Chelsea, cuando se durmieron de locales luego del 1-3 a favor en Londres y tuvieron que volver a comenzar.

Se suele decir que lo más peligroso para el Real Madrid en Champions es cuando se relaja, es decir, cuando saca un cómodo resultado en la ida, pero esta vez, aún cuando la derrota en Manchester pudo ser mucho peor, el haber caído hace que necesariamente tenga que salir con todo a marcar al menos un gol para igualar la serie.

Si es por motivación, los dos rivales llegan igual y con el ánimo en lo alto. El Real Madrid se coronó el sábado campeón de Liga al vencer con muchos suplentes por 4-0 al Espanyol, dándose  el lujo de que sobre el final entrara su gran estrella, el francés Karim Benzema, para marcar su gol 42 en los 42 partidos de esta temporada, una cifra legendaria a sus 34 años que lo pone en el primer escalón por el Balón de Oro y para el premio “The Best” de la FIFA.

Por su parte, el Manchester City viene de golear también por 0-4 al Leeds United en un partido nada fácil de la Premier por dos cuestiones: porque su rival, que pelea por evitar el descenso a la Premiership, llevaba cinco fechas sin derrotas, y porque los “ciudadanos” sabían que el Liverpool había vencido al Newcastle y jugaron con la presión de que no les valía siquiera el empate porque los “Reds” los pasarían en una impresionante lucha por el título de liga inglesa donde la fortaleza mental juega un papel primordial.

Habrá que ver cuánto pesa el gol de diferencia que el Manchester City sacó como local en la ida ante el Real Madrid en un partido loco en el que se perdió no menos de cuatro goles cantados y como pocas veces, generaron el enojo y la irritación de su entrenador, Josep Guardiola, desde el banco de suplentes.

Justamente, el “factor Guardiola” puede llegar a influir en la serie. El morbo instalado sobre el duro enfrentamiento histórico entre el gran entrenador catalán y los hinchas del Real Madrid, especialmente desde los tiempos de sus estresantes duelos con el portugués José Mourinho y declaraciones como aquellas del “Puto amo” de aquellas Champions de la década pasada están en el recuerdo de todos y hasta se dijo que “Pep” trató muy secamente a la prensa de la capital española en la conferencia de prensa previa al partido de ida.

Lo que es claro es que el Manchester City deberá resolver si se atendrá a practicar el fútbol que le dio tanto resultado y que le dio tantos títulos o si hará lo del segundo tiempo ante el Atlético Madrid en el Wanda Metropolitano, cuando mantuvo el gol de ventaja de la ida de cuartos metiéndose atrás y haciendo tiempo, algo desconocido en el entrenador catalán, al que su colega argentino Diego Simeone mandó a aplaudir con ironía con gestos a su hinchada.

Sin dudas, el partido del Bernabeu es una definitiva prueba de carácter para el Mancheter City, y en uno de los peores escenarios posibles, uno de los más acostumbrados a ganar y no por nada, el Real Madrid ya acumula trece Champions. ¿Irá por la Decimocuarta?

__________________________________________________________________________________________________________________________________________
Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista Diario Jornada.