San Cayetano nació en una familia acomodada y decidió dejar todo atrás para dedicarse al cuidado del prójimo. Ese gesto de renunciamiento y entrega fue muy valorado y tiene un lugar especial en la Argentina, donde cada 7 de agosto, en recuerdo del día de 1547 en que falleció, miles de fieles se acercan a su iglesia en el barrio de Liniers.

Patrón del pan y el trabajo, San Cayetano ​fue hijo del conde Gaspar de Thiene y de María di Porto. Estudió derecho en la Universidad de Padua pero desde muy joven sintió una necesidad de ayudar a los demás, sobre todo a los más necesitados a través de la fe y de la iglesia católica.

Al respecto, el Párroco de la Iglesia Vírgen de Los Pobres, el Padre Marcos, que se encuentra en el Barrio San Martín de Ciudad, hizo referencia, en el programa “Para Vivir” que se emite en Radio Jornada (91.9) sobre el festejo del hijo del Conde Gaspar de Thiene y María di Porto.

El Padre Marcos Alemán en Radio Jornada (91.9).

San Cayetano nació en el seno de una familia noble y su vida parecía acomodada. Sin embargo, tras recibirse de abogado en la Universidad de Padua, el presbítero italiano se entregó a la austeridad, entregando todo lo que tenía” dijo el solidario sacerdote.