Las razones por las que la multinacional verá si sus productos en el país están “alineados” con las “metas y objetivos” de la empresa.

El Grupo Danone comenzará a hacer una revisión de sus activos en la Argentina y en todo el mundo para analizar si están “alineados” con las “metas y objetivos” de la multinacional.

 Danone indicó que, “como empresa, revisamos constantemente nuestro portafolio para asegurarnos de que esté alineado con nuestras metas y objetivos. Este proceso está por comenzar y, por lo tanto, no implica ninguna opción concreta.

Argentina es importante para el portfolio de Danone global y esta decisión no cambia esa visión”. En nuestro país, además de la baja en el consumo, que ya venía de antes pero se acentuó con la pandemia, sufrió un aumento de costos que no pudo trasladar a los precios.

La firma tomará una decisión sobre los rubros o mercados que sean muy chicos o produzcan pérdidas una vez realizada la revisión.

“El Grupo Danone revisará estratégicamente el desempeño de algunos activos; y la Argentina forma parte de esa estrategia revisión”, dijo la empresa en un comunicado.

En Argentina, Danone tiene cuatro plantas industriales y marcas muy conocidas por los argentinos: Yogurísimo, Ser, Activia, Cindor, Danonino, Casancrem, Villavicencio, Levité, Nutrilón, entre muchas otras.

La estrategia de Danone fue de ir comprando de a poco las marcas de yogures, quesos untables y postres más conocidas de Mastellone Hermanos, como es La Serenísima.

Si bien a nivel global uno de los mayores problemas fue la baja del consumo por la cuarentena por la pandemia de coronavirus, en la Argentina –además del COVID-19—“en los rubros lácteos y aguas, Danone ya venía atravesando desde hace cuatro años una situación crítica con una caída de volumen de ventas de más del 50% y la pandemia nos afectó aún más, tanto en ventas como en volumen”, explicaron fuentes cercanas a la firma.

Y explicaron que “en el 2019, su precio registró un aumento del 130% en la estructura de costos de la unidad de lácteos, que duplicó la tasa de inflación y dio como resultado un incremento de más del 1.000% en el acumulado de los últimos ocho años. Esta variable se suma al total de costos que no pudieron ser trasladados a precios en los últimos años. En este contexto, la compañía debió recibir el año pasado una inyección de 110 millones de euros por parte de la casa matriz, para hacer frente a la necesidad de capital de trabajo”.

La multinacional francesa hace 25 años que está en la Argentina y tiene tres unidades de negocios: productos lácteos y de base vegetal, aguas y bebidas, y nutrición especializada. Además, la firma está en 130 países y “tiene como misión brindar salud a través de la alimentación y la hidratación a la mayor cantidad de personas posible.

A través de la misión y de su compromiso con el progreso tanto empresarial como social, Danone se propone construir un futuro más saludable y un mundo mejor para todos sus interlocutores: consumidores, clientes, proveedores, accionistas, sus empleados y todas las comunidades con las que interactúa diariamente”, aseguró la empresa en un comunicado.

Fuente Perfil