Publicidad

22° Mendoza

Viernes, diciembre 03, 2021

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$106,2500

Dólar Ahorro/Turista

$175,82

Dólar Blue

$200,50

Dólar CCL

$215,36

Euro

$114,3542

Riesgo País

1816

22° Mendoza

Viernes, diciembre 03, 2021

RADIO

ONLINE

Mendoza y su eterna lucha contra la sequía

Nuestra provincia es la única que sostiene una política de Estado real, verdadera. Es que desde el año 1884 Mendoza tiene en vigencia la Ley de Aguas, que pone institucionalmente el manejo del agua en el mismo nivel que el manejo político de la provincia. Y ahora, en medio de una sequía, el gobierno prepara un plan para hacerle frente.

20/11/2021 22:12

 

Por Luis Martínez, Redacción Jornada

Es que el gobernador Rodolfo Suarez adelantó que Mendoza diseña un Plan de Sequía. El mandatario hizo hincapié en la necesidad de cuidar el recurso que “es vital para el desarrollo de la vida y de la economía de la provincia”.

Como dijimos al principio de la nota, nuestra provincia fue pionera en el diseño institucional y normativo del agua, con su ley general de 1884 y los sucesivos aportes a lo largo de casi 140 años. Desde entonces, la provincia ha sostenido una verdadera política de Estado relativa a la administración del recurso hídrico, lo que constituye un aspecto fundamental de la calidad institucional de Mendoza que se destaca en todo el país.

La defensa del agua

Suarez remarcó que “Frente al reto del cambio climático no solo necesitamos defender los oasis sino avanzar sobre el secano. Por eso, nuestro objetivo prioritario es pasar del tradicional enfoque reactivo a uno preventivo y proactivo, mediante el diseño de un Plan de Sequía que nos provea herramientas de valor científico y práctico. Este plan tiene como propósito aplicar respuestas consensuadas y prestar la debida atención a las emergencias, además de presentar una serie de acciones relacionadas con la moderación del fenómeno. En este sentido, en los últimos dos años se han invertido más de $1.500 millones de pesos en obras, sin las cuales todo hubiese sido mucho más difícil”, agregó Suarez.

Además, el mandatario destacó las inversiones que realizan desde Aysam para cuidar el recurso: “Ya estamos trabajando en la instalación de micro medidores. Hay que avanzar en la optimización del agua a través de la tecnología, midiendo y en los riesgos intrafinca a través de la tecnificación por goteo. También estamos construyendo reservorios de agua. Por ello, estamos hablando de un plan de sequía y de una ley que ya se envió en el Gobierno de Alfredo Cornejo”.

La importancia del agua en nuestras vidas

En cuanto a la importancia del agua para nuestras actividades, explicó: “Casi la totalidad de lo que producimos depende del agua. En otras palabras, cualquier mirada sobre el desarrollo futuro de nuestra región está directamente vinculada al sostenimiento del recurso hídrico y esto habla directamente de las oportunidades de progreso de las mendocinas y los mendocinos. Por eso es tan importante la buena administración y el equilibrio en el financiamiento del Estado, para que tenga la capacidad de orientar la inversión impulsando el círculo virtuoso de la construcción de reservorios de altura que nos permitan regular la disponibilidad del recurso, a la vez de multiplicar la producción de energía, que junto con el conocimiento son los otros motores esenciales del desarrollo. Eso es lo que estamos buscando con el avance sostenido de Portezuelo del Viento, entre con otros proyectos”.

Para finalizar, recordó que “el uso del agua tiene un aspecto cultural que es fundamental y es que hay que cuidarla. Todos debemos tomar conciencia de esto. Tendremos un verano muy caluroso, debemos cuidarla más que nunca”, dijo Suarez.

El pronóstico a corto plazo: sequía

“El pronóstico para la próxima temporada 2021-2022 es que se tendrá el 50 % del derrame histórico de los 5 ríos más importantes de la provincia. Para el río Mendoza, se pronostica un año con sequía moderada; para el Grande, se ha determinado un año con sequía extrema, y para los ríos Tunuyán, Diamante, Atuel y Malargüe, el pronóstico es de sequía severa”, es el resultado del informe del Departamento General de Irrigación presentó las previsiones para la temporada 2021-2022.

El tema no es menor. Al contrario es muy preocupante porque nos están anticipando que los ríos tendrán la mitad de caudal del habitual.

El plan provincial para pelearle al temido mal

En el matinal “Juntos de mañana” de radio Jornada (FM 91.9) le pedimos al secretario de Ambiente, Humberto Mingorance algunos detalles del plan que prepara la provincia.

El funcionario nos dijo “estamos elaborando permanentemente planes, estudios de base para saber exactamente para saber cuál es la situación hídrica en la provincia que sabemos desde hace años que estamos en emergencia pero necesitamos estudios precisos para tomar decisiones y las políticas para la optimización del recurso, qué financiamiento necesitamos porque hay muchas obras que apuntan a mitigar los efectos del cambio climático. Nosotros hemos conseguido desde la Secretaria de Ambiente y coordinando con Irrigación algunos proyectos que denominamos proyectos laboratorios porque tienen que ver con hacer pequeños ensayos, intervenciones en las zonas de secano o productivas  como el reservorio en la zona de Chachingo en Maipú, un reservorio para un conjunto de más de 100 productores para controlar de manera más regulada el recurso hídrico y que no sea solo por los canales, las acequias y los surcos. Así no se hace por turnos sino que es algo programado”, señaló a modo de explicación.

Mingorance agregó “también hemos invertido en las bases níveo pluvio meteorológicas que son las que nos dan información en tiempo real de qué lo que está pasando con estas precipitaciones, cómo están migrando las precipitaciones de lo níveo a lo pluvial, de hecho antes teníamos muchísima nieve en alta montaña y ahora tenemos más lluvias en alta montaña, todo eso lo vamos midiendo de forma permanente para ver cuáles son las decisiones técnicas que derivan en decisiones políticas y en inversión pública”, puntualizó.

Se viene un fuerte giro en manejo del agua

Se explayó y explicó que “estamos en contacto permanente y directo con las embajadas de Israel y de Australia que son dos países que ya trabajan de manera mancomunada para unificar criterios con respecto a las investigaciones, a la tecnología donde están muy avanzados y estamos en contacto permanente para ver cómo hacemos transferencia de conocimientos y tomar referencias de esos países que no tienen la ventaja que todavía tenemos nosotros que tenemos glaciares. Esos países no los tienen y dependen del agua de lluvia y del agua de mar”, señaló.

Qué pasa el tradicional sistema de las acequias

Señalamos que Mendoza fue pionera en materia de riego con el sistema de acequias y canales creado por nuestros antecesores. Le preguntamos si eso quedó ya obsoleto o bien, hay que modificarlos.

“Todos estos cambios de matrices lleva a cambios. Esta matriz de riego no es que esté obsoleta pero si hay que migrar hacia otro lado. Cuando estamos diciendo que el 85/86% del agua que viene de las cuencas vana a riego intra finca y solo el 15% de eso se hace por goteo y el resto por manto obviamente hay mucho que trabajar. También hay que trabajar mucho la macro y micro medición del consumo humano, en los efluentes (cloacales, industriales) obviamente mucho por hacer a pesar de que se está haciendo mucho para generar ese cambio que necesariamente vamos a tener que dar”, advirtió.

“Esa vieja ley fue muy buena, generó los oasis productivos en un desierto estamos exportando agua en botella o agua en frutas y verduras, somos el cuarto exportador de frutas y verduras del país y, eso, es agua. Es decir, fue una decisión de más de 100 años que en las condiciones de cambio climática en la que estamos vamos a tener que ir  migrando paulatinamente pero con pasos seguros hacia una transformación de los sistemas de distribución y de riego”, afirmó.

Verán ustedes amigos lectores que sin dudas el cambio climático nos impacta de lleno en nuestra realidad, no solo los cambios a la hora de cuidar y controlar el consumo aplicando modificaciones profundas sino también en nuestras conductas a la hora, por ejemplo, de abandonar el auto y tomar la bici, el transporte público o cualquier sistema sustentable de transporte.

Sin dudas el tema es cosa seria y, en consecuencia, cada uno de nosotros deberá tomar acciones para que en conjunto podamos tener agua durante mucho más tiempo.