14° Mendoza

Martes, junio 28, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$

Dólar Ahorro/Turista

$214,71

Dólar Blue

$238,00

Dólar CCL

$246,32

Euro

$

Riesgo País

2508

14° Mendoza

Martes, junio 28, 2022

RADIO

ONLINE

Autos sustentables: el 2035, será el año del cambio

Siempre nos gusta mirar para adelante. Si es puñado de años mejor. Para ver o pensar cómo estaremos dentro de unos años más. Que cambios viviremos, qué dirección tomará o que pasará con el estilo de nuestras vidas. Uno de estos aspectos es el del transporte. Qué pasará en el 2035?. Aquí un pantallazo de lo que está ocurriendo en el mundo en materia de movilidad.

11/06/2022 22:44

Por Luis Martínez, Redacción Jornada

Europa le puso fecha al cambio y prohíbe la venta de autos impulsados por combustibles fósiles a partir de 2035.

 ¿Qué pasará en el 2035?. Aquí un pantallazo de lo que está ocurriendo en el mundo en materia de movilidad.  Será el año del cambio global? ¿Será una medida acertada, tomada a tiempo?.

El Parlamento Europeo votó a favor de la prohibición efectiva de la venta de nuevos autos a nafta y diésel a partir de 2035. Se trata de un amplio paquete de medidas para combatir el cambio climático tan mentado en los últimos tiempos y por lo que poco hemos hecho en estos tiempos.

Al tomar la decisión, indicaron que el objetivo del proyecto es imponer una reducción del 100% de las emisiones de CO2 de los automóviles nuevos para 2035, lo que pondría fin a las ventas de vehículos impulsados por combustibles fósiles.

Que impacto tiene esta medida

La organización Transport & Environment (T&E) expresó su satisfacción tras la aprobación de esta serie de medidas. Según un comunicado, Alex Keynes, gerente de vehículos limpios de T&E, dijo: “La fecha límite significa que los últimos autos de combustible fósil se venderán para 2035, lo que nos brinda una oportunidad de luchar para evitar el cambio climático descontrolado”.

La nueva Ley de Movilidad Sostenible y Financiación del Transporte abre la puerta a que los ayuntamientos puedan establecer, si lo desean, apliquen en Europa una tasa para la circulación de vehículos en las zonas de bajas emisiones (ZBE). La llamada “tasa de congestión” se aplica ya en algunas ciudades europeas como Estocolmo, Oslo, Gotemburgo (Suecia), Milán y Londres, y consiste en que los vehículos deben pagar para acceder al área central de la ciudad —con algunas excepciones, como los de residentes o repartidores—. En Londres, por ejemplo, la cantidad diaria es ya de 15 libras (unos 18 euros), una cifra que se ha ido incrementando en los últimos años.

Las ZBE son áreas, situadas en su mayoría en el centro de las ciudades, en las que se prohíbe el acceso a los vehículos más contaminantes para mejorar la calidad del aire.

La “tasa de congestión”, en cambio, va un paso más allá, y apuesta por cobrar una cantidad a los vehículos que entren en un área (aunque también se pueden contemplar excepciones). Normalmente, el dinero recaudado se suele emplear en mejorar el transporte público. En Londres, una de las primeras ciudades que implantó la medida, cualquier vehículo que acceda entre las siete de la mañana y las seis de la tarde en días laborales paga una cantidad fija por la llamada congestion charging, que arrancó en unos 5 euros en 2003 y va ya por 18. El volumen de tráfico en la zona se ha reducido en más un tercio respecto al que suponía hace casi dos décadas.

El Ayuntamiento de Barcelona, por ejemplo, ya ha estudiado la opción de poner en marcha un peaje o tasa de congestión si la actual zona de bajas emisiones no consigue reducir lo suficiente la contaminación.

Mientras tanto en Argentina

En este marco la venta de autos eléctricos en la Argentina creció. Según los datos del Sistema de Información Online del Mercado Automotor de Argentina (Siomaa), perteneciente a la Asociación de Concesionarios de Automotores (Acara), en 2021 se vendieron en Argentina 5.871 autos entre eléctricos e híbridos (con dos motores, naftero y eléctrico), lo que significó un crecimiento de 148%, frente a los 3.488 rodados comercializados en 2020 y un alza del 55% desde el debut local, allá por 2010.

El cambio que avanza lento

Sin dudas la idea de cambiar, de modificar conductas y costumbres se ha instalado pero como todo, llevará un tiempo su implementación total. La tendencia avanza a paso firme, pero no lo hace al ritmo que se necesita para cumplir con el objetivo de cero emisiones netas de Dióxido de Carbono (CO2) para mediados de siglo (2050). De hecho, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) calcula que si se mantuvieran las políticas actuales, las ventas de automóviles eléctricos en el mundo representarían más del 20% en 2030, pero considera que para cumplir los objetivos climáticos ese porcentaje tendría que ser del 60%.

Tito el nuevo modelo

En nuestro país comenzó la comercialización del Tito, un auto eléctrico de índole netamente urbana. Luego del proceso de homologaciones, el auto inició su etapa de ventas como cualquier otro modelo tradicional.

Tito tiene una longitud total de 2.830 mm, con un ancho de 1.500 mm y una altura de 1.565 mm. Pese a estos números, este auto eléctrico está preparado para llevar cuatro pasajeros, aunque el espacio trasero es limitado.

Si hablamos de la planta impulsora de este pequeño auto eléctrico, se trata de un motor que entrega 4.5 kW, que equivalen aproximadamente a 7 CV de potencia lo que le permite alcanzar una velocidad máxima de 65 km/h. La batería es de litio y 8 kWh y admite una autonomía, declarada, de 100 kilómetros. A su vez, respecto de la carga puede realizarse mediante una toma doméstica de 220 volts, que demora aproximadamente 8 horas en recuperar al 100% la carga de la batería.

Por el lado del equipamiento incluye radio con Bluetooth, cámara de retroceso, cierre centralizado con mando a distancia, central multimedia táctil con pantalla de 10’’, levantavidrios eléctricos y asiento trasero rebatible. El aire acondicionado está disponible únicamente de manera opcional. La garantía es de 5 años o 100.000 kilómetros, mientras que la batería tiene una cobertura de 8 años.

Pero también se sumó Tita, una pequeña pick up derivada de Tito que se presenta como una alternativa para hacer trabajos de reparto en la ciudad. El motor en este caso entrega 4 kW, aunque la velocidad máxima es de 45 km/h. Respecto de la autonomía, al igual que en Tito es de 100 kilómetros declarados.

El mercado de eléctricos e híbridos creció por arriba del 130% respecto al 2020. Más de 500 unidades vendidas por mes.

Ante este fuerte movimiento, el gobierno promovió a fines del año pasado la ley de Promoción de la Movilidad Sustentable con el objetivo de ofrecer durante dos décadas beneficios e incentivos (incluyendo un Bono Verde en forma de descuento directo sobre el precio del vehículo y el equipo de recarga) para que en 2041 queden prohibidos los vehículos nafteros y diésel.

La pregunta es: estaremos dentro de los tiempos para que el cambio de conciencia nos permite cumplir con los plazos y objetivos de bajar la contaminación, los gases y evitar de esa manera el colapso. El tiempo corre y tiene su palabra.