¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Insistir

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

23° Mendoza

Domingo, noviembre 20, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$169,2500

Dólar Ahorro/Turista

$297,89

Dólar Blue

$306,00

Dólar CCL

$332,24

Euro

$168,7771

Riesgo País

2383

23° Mendoza

Domingo, noviembre 20, 2022

RADIO

ONLINE

Insistir

30/01/2021 20:29

A veces las cosas no nos salen bien, está dentro del cálculo de posibilidades, pensamos que algo va a transitar por los caminos previstos y ese algo se descarrila y agarra para el lado de los tomates como decimos vulgarmente

Por Jorge Sosa, Redacción Jornada

Tramamos acontecimientos de una determinada manera y resulta que nos sale de una manera que no tramamos y nos deja  un gustito a insatisfacción que cuesta asimilar.

Pues no todo puede salirnos como esperamos, del pensamiento a la acción hay un montón de acciones que se interponen y lo que pensamos que iba a ser nena tiene pilín.

Son las contingencias de la vida y tenemos que estar prestos a superarlas para que todo vuelva a tomar el camino que en pensamientos habíamos trazado.

Lo importante es insistir, si no nos sale la primera vez pues habrá de hacerlo en una segunda. Volver sobre los pasos y recuperar el entusiasmo es la fórmula para que las cosas se concreten.

Nos ocurre a todos, hilamos fino para que algo suceda como nos gustaría que fuera y la realidad nos impone una cosa diferente a la que había hilado.

No bajar los brazos, no  quedarse con el primer intento si es fallido, tratar de que en el segundo intento los hechos se concreten de la manera que deseamos. Por eso hay partido de ida y vuelta en la Copa Libertadores, para que tengamos lo que se llama revancha.

Los errores nos perfeccionan y el equivocarnos nos dice como tenemos que proceder en el futuro. La equivocación es aprendizaje y de ella debemos sacar conclusiones como para que el asunto en cuestión tenga una buena resolución.

Ocurre con los estudiantes, el tipo se preparó medianamente bien para el examen, pero en el examen le tocó una bolilla de la cual no tenía ni una mediana idea. Pues bochazo y de vuelta al ruedo. Transitar los mismos pasos que transitamos pero dándole bolilla a todas las bolillas, es forma de que aparezca un aprobado en la libreta.

A veces nos dejamos vencer por los inconvenientes que se nos ponen por delante y nos obligan a dar por fracasado el intento. No es así, el fracaso es la imposibilidad total y nosotros tenemos la oportunidad de resarcirnos apenas iniciemos otra vez la tarea.

“Otra vez será”, decimos, pero que así sea que haya otra vez y en esa vez hagamos las cosas de tal manera que el triunfo aparezca. Porque en definitiva el triunfo es no darse por vencido, no entregarnos a la frustración que eso es lo peor que nos puede ocurrir.

Vamos a intentarlo otra vez, y si fuese necesario, otra vez más, o todas las veces que sean necesarias para que el objetivo resulte al final, alcanzado.

Así se consiguen las cosas, el perro no come porque nosotros le acercamos la comida pacientemente, come por insistidor y logra su propósito con unos cuantos ladridos.

Entregarse es fácil, pero es nocivo. No entregarnos  nunca, por más que el dibujo termine siendo un boceto indescifrable siempre hay oportunidad de iniciar otra vez el dibujo. Ahí  está la hoja, agarre el lápiz y empiece otra vez.

_______________________________________________________________________
Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista Diario Jornada.