¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Real Madrid: la resiliencia blanca y radiante

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Publicidad

20° Mendoza

Viernes, septiembre 30, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$153,0000

Dólar Ahorro/Turista

$269,82

Dólar Blue

$288,00

Dólar CCL

$305,61

Euro

$143,9962

Riesgo País

2754

20° Mendoza

Viernes, septiembre 30, 2022

RADIO

ONLINE

Real Madrid: la resiliencia blanca y radiante

Por Fabián Galdi

Redacción
28/05/2022 22:09

 

Era el Liverpool.

La filosofía Klopp en estado puro.

Presión alta, movimientos colectivos encadenados a una idea base y la persistencia de quebrar al antagonista con finas grietas por donde fuere, hasta que estas se encontrasen en algún punto y agrandaran el espacio de caída.

Era el Liverpool, portador de una misión encomendada por los anti para que un imperio comenzara a caer de occidente a oriente y sin prisa ni pausa.

El himno "You'll Never Walk Alone" con la entonación estirada hasta dejar en estado de hipnosis a la audiencia independiente, la bufanda en la estatua de Lennon y la enésima copa alzada en el pub.

Era.

Pero no lo es.

No porque no lo quiso, sino porque no pudo.

No lo dejaron.

Psicológicamente, lo quebraron.

Le cerraron los caminos en ambos extremos: las áreas.

Infranqueable una, con un Courtois en estado de gracia.

Socavada la otra, salvada por el VAR en un caso y superada por Vinicius Jr en el otro.

Dos veces ese objeto de deseo simbolizado en una pelota traspuso la línea de meta, aunque en una la tecnología le marcó el límite.

¿Y cuántas veces sucedió algo semejante en el arco del samurai belga, de movimientos naturalizados y reacciones de manual?

Nunca.

Real Madrid es resiliencia, por adaptación frente a una situación clave que se manifiesta como adversa.

Real Madrid sigue siendo resiliencia, como recuperación sistemática tras la perturbación a la que fue momentáneamente sometido.

Real Madrid demuestra orgullosamente su resiliencia, tal como en las noches mágicas del Bernabéu con el rechazo a las previas incursiones parisinas, londinenses y manchesterianas.

Real Madrid es el Benzema que apunta al Balón de Oro, el Carvajal obrero especializado, el Valverde multifunción que se acopla al sistema coronario que bombean Kroos, Casemiro y Modric.

Y es Courtois, parafraseando a la frase de moda: “Si lo defino, lo limito”.

Real Madrid le canta “Let it be” a los once de Liverpool.

Pero le cambia el final: “I already am” –“yo ya lo soy”, en idioma español -.