El astro de fútbol será enterrado en un cementerio privado junto a sus padres. Se siente la emoción y la tensión.

Una caravana acompaña el traslado del cuerpo de Diego Armando Maradona desde la Casa Rosada, donde fue el velatorio, hacia el Jardín de Bella Vista, donde será sepultado. Allí se encuentran los restos de sus padres. El cortejo fúnebre, que es custodiado por la Policía Federal y Gendarmería Nacional, transitará por la avenida 9 de Julio hasta la subida de la autopista 25 de mayo y luego tomará el Acceso Oeste hasta llegar al cementerio.

Ante una multitud de fanáticos colgados en las rejas linderas a la casa de Gobierno, el féretro con el cuerpo del Diez abandonó poco antes de las 18 su lugar de velatorio para iniciar el cortejo fúnebre que desembocará en el cementerio de Bella Vista. A pedido de la familia y por una cuestión de privacidad, el entierro será íntimo.

El recorrido del cortejo fúnebre se decidió pasadas las 14.30, luego de que se desataran graves incidentes entre la Policía de la Ciudad y las personas que se acercaron a la casa de Gobierno para despedirse del ídolo argentino y que finalmente no pudieron ingresar. Los hinchas voltearon las vallas y desbordaron los alrededores de Balcarce 50. Como respuesta, las fuerzas de Seguridad tiraron gases lacrimógenos. Hay heridos y detenidos.

Horas antes, pasadas las 15.30 debieron retirar el féretro por los disturbios en las calles y tuvieron que evacuar a la familia. 

Los regalos que los fanáticos habían dejado al lado del cajón, que fue trasladado a otro salón de la Casa Rosada Los regalos que los fanáticos habían dejado al lado del cajón, que fue trasladado a otro salón de la Casa Rosada

Luego de que Gobierno informó que el velatorio se extendería tres horas (de las 16 a las 19) por la cantidad personas que esperaban para entrar, comenzaron los incidentes más serios, que incluyeron gases lacrimógenos en la entrada de la Casa Rosada y balas de goma en los alrededores de la Plaza de Mayo.

Tal fue el descontrol, que parte de los fanáticos ingresaron a la Rosada por Balcarce 24, que era la salida prevista del velatorio, y coparon el Patio de las Palmeras. Incluso, algunos usaron la fuente que está en el patio para refrescarse ante los efectos de los gases.

Pero el desborde no se ciñó sólo a la Plaza de Mayo y los alrededores la Casa de Gobierno, también hubo disturbios en la zona de 9 de Julio, donde los fanáticos le arrojaron piedras a la Policía, que reprimió la situación con balas de goma y camiones hidrantes.