¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Tras su acampe en Lago Escondido, Juan Grabois agredió a una mujer que lo filmaba

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

20° Mendoza

Viernes, febrero 23, 2024

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$857.00

Dólar Ahorro/Turista

$1371.20

Dólar Blue

$1085.00

Dólar CCL

$1094.67

Euro

$908.05

Riesgo País

----

20° Mendoza

Viernes, febrero 23, 2024

RADIO

ONLINE

Tras su acampe en Lago Escondido, Juan Grabois agredió a una mujer que lo filmaba

El líder del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) entró ilegalmente a la propiedad del británico Joe Lewis, en Río Negro, y fue filmado increpando a empleados de la finca

Redacción
28/12/2022 14:10

Juan Grabois llegó este martes 27 de diciembre a la estancia Lago Escondido, propiedad del británico Joe Lewis, en Río Negro, y junto a otras personas montaron un acampe de 30 horas a modo de protesta. La situación no tardó en ponerse tensa y el líder del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) tuvo encontronazos tanto con los trabajadores del lugar como con la policía.

"Yo sé que ustedes tienen un empleador inglés. Sé que están laburando y sé que no es su culpa", aclaró el dirigente del MTE mientras se dirigía al grupo de trabajadores que resguarda la estancia, aunque luego agregó: "El inglés los desprecia a ustedes igual que nos desprecia a nosotros eh".

Al mismo tiempo, le remarcó a los trabajadores de Lago Escondido que su empleador "no les va a dar un aumento y no les va a dar un premio". "Los detesta, les paga poco, los tiene laburando en condiciones de mierda", añadió y le cuestionó a uno de ellos: "¿Sos argentino o sos inglés?".

Los empleados del lugar decidieron encender los aspersores para "obligar" a la gente a desconcentrarse del lugar, lo que provocó que se incrementara el enojo de Grabois, quien les señaló que "le estaban faltando el respeto a la gente".

Luego concluyó: "Si hay alguno que tiene espíritu de inglés, que se vaya a Inglaterra y a otra cosa. Pero a la inmensa mayoría que deben ser igual de argentinos que nosotros y querer a la Patria como nosotros, les pedimos mil disculpas por las molestas".

"Lamentablemente vos le estás laburando a un gringo que te desprecia y ahora nos estás despreciando a nosotros que tenemos el mismo color de piel que vos", reclamó el líder el MTE. Ante dicha situación, el empleado le respondió: "Yo estoy laburando loco. Laburamos todos los días del año para mantener a nuestras familias ", a lo que el militante añadió: "Me parece bien, todos laburamos, pero el agua es de todos".

"¿Por qué no vienen cuando hay un incendio? ¿Por qué no vienen cuando hay un metro de nieve y la gente no puede salir?", le retrucó el trabajador del lugar. Frente a esto, el dirigente kirchnerista cuestionó: "¿A vos te parece bien que el lago lo tenga el inglés? Yo entiendo que le tengas que chupar las medias, pero él te odia, te desprecia".

 

La agresión contra una mujer

Además, trasendieron otros videos donde se puede ver a Grabois alterado frente a la llegada de lo que parece ser personal de la estancia y efectivos policiales. En este contexto, y al notar que está siendo filmado por una trabajadora del lugar, decidió pegarle un manotazo para tirarle su celular.

"Eh ¿qué te pasa?", fue la única reacción de la mujer tras ser agredida por el líder del MTE, un hecho que la tomó por sorpresa.

El acampe en Lago Escondido

Este martes, Juan Grabois ingresó junto a 80 personas a Lago Escondido, bajo la consigna: "Las Malvinas son argentinas, Lago Escondido también".

"Estamos intentando llegar al Lago Escondido, patrimonio de todas y todos los argentinos pero sólo accesible para algunos privilegiados: los jerarcas del poder judicial, las fuerzas de seguridad, los medios hegemónicos y los políticos serviles al poder real", había advertido el líder del MTE en sus redes sociales.

La irrupción del dirigente se da luego de que se conociera la presunta estadía en la estancia de los jueces federales Julián Ercolini, Carlos Mahiques, Pablo Yadarola y Pablo Cayssials, el ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad, Marcelo D’Alessandro, el jefe de los fiscales porteños, Juan Bautista Mahiques, directivos del Grupo Clarín y un ex funcionario de inteligencia.

Una vez dentro del lugar, la columna de Grabois desplegó carpas a metros del lago, en la parte posterior de la propiedad del magnate inglés.