¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Royón justificó: "Era necesario ir hacia un sistema de subsidios más justo"

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

23° Mendoza

Martes, diciembre 06, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$175,7500

Dólar Ahorro/Turista

$308,77

Dólar Blue

$312,00

Dólar CCL

$330,47

Euro

$177,8041

Riesgo País

2297

23° Mendoza

Martes, diciembre 06, 2022

RADIO

ONLINE

Royón justificó: "Era necesario ir hacia un sistema de subsidios más justo"

La Secretaria de Energía de la Nación por tercer día consecutivo continuó explicando la iniciativa del ministro Sergio Massa de ordenar la distribución de los beneficios por los servicios de luz, gas y agua.

Redacción
19/08/2022 10:48

La secretaria de Energía, Flavia Royón, subrayó hoy que, “al margen de la coyuntura internacional”, resultaba necesario “ir hacia un sistema de subsidios de energía mucho más justo”, y adelantó que la semana próxima se publicarán los topes de consumo subsidiados del gas, al igual de lo que se realizó con la energía eléctrica.

 



“Al margen de la coyuntura internacional y de esta situación que hizo que todos los precios de la energía suban, teníamos que caminar hacia un sistema de subsidios de energía mucho más justo donde si hay un subsidio sea al que realmente lo necesita”, afirmó Royón esta mañana en diálogo con América TV.

 



En ese sentido, Royón reiteró que, en “esta primera etapa”, no habrá actualización ni tope de consumo subsidiado de energía eléctrica para los usuarios encuadrados dentro de la tarifa social.

Este grupo de usuarios será el único en mantener los subsidios pese a no inscribirse en el formulario a tal fin, mientras que, por el contrario, recordó que “una persona de ingresos medios o altos que no haya solicitado (el subsidio) los va a perder”.

“Anteriormente veníamos de un esquema donde el subsidio era para todos y hoy pasamos a un registro voluntario”, indicó la funcionaria, y recalcó que las quitas de subsidios –del 20% en el primer tramo- aplicarán al consumo realizado desde el 1 de septiembre, y se reflejarán en las facturas mensuales de octubre o bimestrales de noviembre, según corresponda.

 



Del mismo modo, junto con el nuevo sistema de subsidios, Royón adelantó que se trabajará en una “agenda de eficiencia energética” con “campañas de información y educación”.

“No hay nada definido pero estamos trabajando en tener líneas de crédito para cambiar artefactos como heladeras y también hay que hablar de la eficiencia energética de las viviendas que no está desarrollada ni explorada en la Argentina”, dijo la secretaria.

No obstante, señaló que el límite de consumo subsidiado de 400 kilowatts hora (kWh) mensuales es “generoso” ya que –indicó- “el 80% de las familias consume menos que esto” y “un hogar tipo consume entre 200 y 250 kWh”.

 



Al mismo tiempo, consideró que, aun a pesar del incremento, se tratan de tarifas “razonables”.

“Lo que uno destina de sus salarios al pago de servicios de energía es menor que en otros lugares e inclusive menor al 2019 cuando se destinaba el 5,4% de los salarios”, afirmó Royón.

Respecto del impacto en los consorcios, indicó que, tras una consulta realizada ayer con las distribuidoras, “el peso de la energía sobre las expensas en general es del 5% o menos sobre las expensas”, y que el aumento “no va a disparar el valor” de las mismas pese a que, en general, entran dentro de la categoría donde se retirarán los mismos.

 



En relación con el gas, y al igual que con el tope de 550 kWh en provincias del norte sin acceso al gas natural, Royón recalcó que se tuvo en cuenta la “variabilidad y dispersión” y que no se puede “tener la misma consideración con una persona del sur”.

En ese sentido, adelantó que la próxima semana se van a publicar –y se actualizarán mensualmente- los topes mensuales de consumo subsidiado de gas “de acuerdo a la categoría y la distribuidora”.

Además, precisó que ese tope aplicará, al contrario de la electricidad, para usuarios de todos los ingresos.

Por último, Royón diferenció el aumento de tarifas actual con el realizado en 2017 y 2018 por el gobierno de Mauricio Macri.

“En ese momento no se hizo un trabajo como se está haciendo ahora de clasificar los ingresos de las familias y de hablar de ahorro energético y de topes de consumo”, señaló, y subrayó que la medida “beneficia indirectamente a todas las familias” porque “forma parte de un plan de orden fiscal” previendo un ahorro estimado de $ 47.500 millones para este año y $455.000 millones anualizados para 2023.