15° Mendoza

Jueves, junio 30, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$130,0000

Dólar Ahorro/Turista

$215,13

Dólar Blue

$238,00

Dólar CCL

$252,53

Euro

$131,4038

Riesgo País

2374

15° Mendoza

Jueves, junio 30, 2022

RADIO

ONLINE

La relación entre los Fernández está más frágil que nunca

Luego del  el desplante de Cristina Kirchner en el Senado, el Gobierno reconoce que vive momentos muy críticos que desnuda distanciamientos entre los principales referentes

Redacción
18/03/2022 10:18

A pocas horas de la aprobación del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), sin la presencia de la vicepresidenta durante gran parte de la sesión ni en la votación, el Gobierno suma un nuevo capítulo, y se acumulan, a la interna caliente que vive la coalición.

La relación entre Alberto Fernández y su vice está más frágil que nunca. Ayer, la portavoz presidencial sumó un nuevo indicio del convulsionado vínculo que llevan ambos funcionarios al contar que la vice no le respondió el mensaje al mandatario en el que le expresó su solidaridad por los ataques a su despacho. Si bien desde el Gobierno buscan bajarle el precio a la interna, se vuelve imposible desconocer la tensión entre las partes lideradas por el jefe de Estado y su vice.

"En torno a la relación política, vimos cómo se votó anoche y en Diputados; estas cosas no dependen de un tweet o un mensaje, los votos expresan una discusión interna sobre un proyecto importante para el Gobierno. Es más sano discutir las cuestiones políticas que las cuestiones personales", admitió Cerruti en declaraciones radiales, expresando una sutil referencia a las tensiones que se viven desde adentro. Y se escudó: "No tenemos que ser amigos para gobernar juntos; de hecho no está bueno ser amigos para gobernar juntos, lo que está bueno tener unidad en la acción una vez que se toman las decisiones".

Encolumnado detrás de Cristina, el senador Oscar Parrilli citó a su referente en su cuenta de Twitter y aseguró que "la unidad de los dirigentes" no es necesaria para el triunfo electoral. "Parrilli: Como dice Cristina Fernández de Kirchner las elecciones no se ganan con la unidad de los dirigentes, sino gobernando para mejorar la calidad de vida del pueblo. De eso charlamos con las concejalas Mayra Quiróz de Barrancas, Yamila Méndez de Buta Ranquil y Aída Alarcón de Chos Malal", publicó.

 

 

El comportamiento de la exmandataria no es aislado. Durante el tratamiento en la Cámara de Diputados, el expresidente del jefe del bloque oficialista, Máximo Kirchner, se ausentó durante gran parte del debate y solo bajó para votar en contra del acuerdo con el FMI. A su vez, los cruces entre el secretario general de La Cámpora Andrés "El Cuervo" Larroque y el ministro, Aníbal Fernández suman su aporte al fuego amigo.

En paralelo, se dio una nueva situación de tensión entre los funcionarios del Frente de Todos, protagonizado por el secretario de Energía, Darío Martínez quien cuestionó, a través de una carta que se filtró a la prensa, al ministro de Economía Martín Guzmán y al Presidente ante la exigencia de una nueva partida presupuestaria.


Ante esto, Cerruti explicó: "El planteo puntual de ayer de Darío Martínez es un planteo que hace por sistema, porque le está pidiendo al secretario de Hacienda que a raíz de la crisis internacional va a necesitar más partidas y otro techo de presupuesto. Se reunieron, resolvieron, avanzaron con el tema... y después alguien filtra esa carta a los medios como si esto fuera una interna y qué se yo; tampoco podemos estar corriendo todo el tiempo detrás de quienes quieren ver una interna en cada discusión... así se gestiona también: defendiendo lo que tenés que hacer y dando las disputas internas para hacerlo".

A su parte, la portavoz insistió en que "hay cierta tendencia a leer bajo ese tamiz cualquier situación que se da en la gestión" y aseguró de cara al periodismo: “Quieren mostrar cada situación del Gobierno como una pelea interna”.

Por último, admitió que se trata de un "Gobierno que es una coalición política con diferencias en algunos aspectos" y contó de la existencia de una mesa de resolución de conflictos. "Los diputados (que vontaron en contra del acuedo) definieron lo que pensaban sobre el acuerdo con el FMI y votaron en consecuencia, lo mismo que los senadores", indicó.

Y concluyó: "Lo hacen dentro de un Gobierno que es una coalición política con diferencias en algunos aspectos y que tiene mesa de resolución de conflictos; cuando hay un conflicto, se resuelve y se sale adelante. La verdad que no todos los temas se espiralizan".