¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

La Iglesia cuestionada por obra en Puertro Madero

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Publicidad

24° Mendoza

Lunes, octubre 02, 2023

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$365.00

Dólar Ahorro/Turista

$657.00

Dólar Blue

$800.00

Dólar CCL

$829.00

Euro

$367.00

Riesgo País

24° Mendoza

Lunes, octubre 02, 2023

RADIO

ONLINE

La Iglesia cuestionada por obra en Puertro Madero

Harán una estación de servicio en un predio destinado a una escuela. La obra sigue avanzando en terrenos de la Iglesia pese al amparo de una organización vecinal 

Redacción
10/05/2023 15:28
Crédito Foto: Clarín


La avanzada obra en construcción de una estación de servicio en el Dique 1 de Puerto Madero, en la esquina de Encarnación Ezcurra y Aimé Painé, generó una gran polémica por la preocupación entre los vecinos y vecinas porque entienden que se está realizando una obra inconsulta, con un impacto que podría perjudicar al barrio y que además modifica un acuerdo previo entre el Arzobispado de la Ciudad de Buenos Aires y la Corporación Antiguo Puerto Madero.

De hecho ambas instituciones protagonizaron en estos días un contrapunto sobre los usos de estas tierras, una de las últimas joyas disponible en la zona.

La historia dice  que en 1993, cuando la Corporación -la sociedad integrada por el Estado Nacional y el Gobierno de la Ciudad, que tuvo a su cargo el parcelamiento, la urbanización y la venta de las tierras- dona el predio al Arzobispado de la Ciudad de Buenos Aires con una premisa: que en estos terrenos se construyera una iglesia, una vivienda para sacerdotes y una escuela. La construcción debía hacerse por "cuenta y cargo del donatario", es decir, del Arzobispado.

La iglesia -es la parroquia Nuestra Señora de la Esperanza- y la vivienda se construyeron, pero la escuela no. El Arzobispado argumenta que nunca tuvo dinero para hacerla. Fue así que delegó la obra en una empresa privada que tomara usufructo del terreno por los próximos 40 años. Además de la escuela construirá oficinas, locales y la estación de servicio para expendio de combustibles.

Ahora que la obra avanza, que la organización vecinal ya recurrió a la Justicia y que la situación se visibilizó, la Corporación presentó un escrito oficial al Arzobispado. Según lo publicó Clarín, donde se afirma que incluso se mantuvo una reunión en "donde se le pidió a la Iglesia el estricto cumplimiento del cargo de la donación y la no ejecución de obras que excedan dicho cargo".

Sin embargo, "y habiéndose verificado la continuación de tales obras en el predio donado, se les reiteró mediante notificación formal el requerimiento de interrupción de los trabajos".

Por su parte, desde el Arzobispado respondieron a la inquietud periodística que : "No estamos de acuerdo con los argumentos presentados, porque consideramos que no se está incumpliendo con el cargo de la donación y sus alcances".

La organización vecinal se puso en marcha el año pasado, con dos eventos. Por un lado, cuando los medios informaron que el Vaticano estaba investigando irregularidades en la venta y disposición de los bienes del Arzobispado porteño; una de las notas mencionaba este predio. Y finalmente cuando se percataron de que el 29 de diciembre de 2020 hubo una audiencia pública a la que no fueron convocados, ni notificados.Debieron recurrir a la Justicia promoviendo un amparo ambiental, no sólo por el impacto que podría generar la estación de servicio, sino respecto a su ubicación, ya que comparte parcela con una escuela.

Cardenal Poli

Situación dificil para la Iglesia Argntina en momentos en que Mario Poli, el actual arzobispo de Buenos Aires, cumplió 75 años y se jubiló. El Papa tiene que nombrar al sucesor, lo que crea una gran expectativa por los distintos problemas que afronta la entidad católica fundamentalemnet por manejos administrativos como el de Puerto Madero y la administración del Luna Park, bajo la condución de Poli,  también conocido por escándalos con el gasto de recursos económicos de la Iglesia y por defender a un cura violador. El Papa tiene que nombrar a un sucesor que mejore la imagen y ponga en orden esos problemas.

 Se da por hecho que el Papa no quedó conforme con el desempeño de Poli. Es difícil discernir el motivo por el cual Francisco eligió como su sucesor en Buenos Aires a un obispo con perfiles muy diferentes al propio y que incluso cambiaron la impronta política, cultural y eclesiástica de la arquidiócesis. Si a Bergoglio se lo podía ver en la calle y viajando en transporte público difícil sería luego encontrar a Poli en esa misma actitud. De trato adusto y lejano Poli prefería la distancia con sus colegas obispos (nunca quiso aceptar ser presidente de la Conferencia Episcopal a pesar de que por su condición de cardenal el cargo le fue ofrecido en varias ocasiones) pero también con sus sacerdotes. Bien distinto en eso a Bergoglio a quien todos los curas, religiosas y religiosos recuerdan cercano y ocupado de todos, sin importarle incluso las diferencias de cualquier tipo que pudieran tener con él.