¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

La Iglesia ante la visita de Milei al Papa: "La comida no es variable de ajuste"

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Publicidad

11° Mendoza

Miércoles, abril 17, 2024

RADIO

ONLINE

11° Mendoza

Miércoles, abril 17, 2024

RADIO

ONLINE

PUBLICIDAD

La Iglesia ante la visita de Milei al Papa: "La comida no es variable de ajuste"

En pleno contexto de protestas por parte de las organizaciones sociales, la Conferencia Episcopal ha solicitado al Estado que asegure el suministro de alimentos para los comedores

Redacción
05/02/2024 10:40
Monseñor Oscar Ojeda
PUBLICIDAD

La Iglesia Católica ha intervenido en medio de la creciente tensión entre el Estado y las organizaciones sociales, declarando que "la comida no puede ser utilizada como una variable de ajuste". A través de un comunicado contundente, la Conferencia Episcopal ha instado al Gobierno a que actúe de inmediato para enviar alimentos destinados a los comedores.

En el comunicado, expresaron su preocupación por las difíciles condiciones laborales y los bajos ingresos que enfrentan muchas familias, lo que las lleva a privarse de necesidades básicas. Destacaron que, ante estas circunstancias, la comida no debe ser sacrificada y que es esencial tomar medidas preventivas para evitar una profundización de la crisis alimentaria.

El llamado se dirige al Ministerio de Capital Humano, dirigido por Sandra Pettovello, quien ha optado por suspender el envío de alimentos secos en favor de transferencias de dinero mientras se lleva a cabo una auditoría de comedores. Varias organizaciones sociales han denunciado que, durante el mes de enero, las asignaciones del Gobierno destinadas a la asistencia alimentaria fueron nulas.

Los líderes eclesiásticos insisten en que tanto el gobierno nacional como los gobiernos provinciales y municipales deben aprovechar la oportunidad para garantizar que nadie quede sin acceso a alimentos básicos. Subrayaron la importancia de brindar ayuda de manera inmediata a todos los espacios de cuidado que proporcionan alimentación, incluyendo comedores comunitarios, parroquias, iglesias evangélicas y movimientos populares.

A pesar de reconocer la necesidad de realizar auditorías, los obispos subrayan que estas deben llevarse a cabo "con la comida en los comedores", abarcando no solo las instituciones de la Iglesia, sino también todas las organizaciones que han estado brindando asistencia esencial durante años.

En el comunicado, enfatizaron la importancia de anticiparse a la situación para evitar una mayor profundización de la crisis alimentaria y pidieron facilitar los recursos necesarios para ayudar a los sectores más vulnerables, especialmente a niños, niñas, adolescentes y adultos mayores.

Los obispos recordaron su experiencia pastoral al afirmar que "un plato de comida no se le niega a nadie", subrayando que en la patria no debería haber personas pasando hambre, ya que es una tierra bendita de pan.

Finalmente, abordaron la creciente inflación que afecta el precio de los alimentos y cómo esto impacta a la clase media trabajadora, los jubilados y diversos sectores de la economía popular. Los cuestionamientos se producen en el contexto previo a la visita del Presidente al Papa Francisco, programada para el próximo lunes 12 de febrero en la Ciudad del Vaticano.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD