23° Mendoza

Viernes, octubre 22, 2021

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$103,7500

Dólar Ahorro/Turista

$173,15

Dólar Blue

$195,00

Dólar CCL

$179,33

Euro

$115,6207

Riesgo País

1653

23° Mendoza

Viernes, octubre 22, 2021

RADIO

ONLINE

Piden la renuncia de Aníbal Fernández tras la intimidación al humorista gráfico Nik

11/10/2021 18:47

Diputados de Juntos por el Cambio solicitaron la renuncia del nuevo ministro de Seguridad.





El ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, intimidó vía redes sociales al humorista gráfico Cristian Dzwonik, más conocido como Nik, y brindó por ese medio información del colegio al que van sus hijas. Luego de diversas reacciones, y en medio del silencio del Gobierno, los diputados de Juntos por el Cambio se expresaron por estas agresiones y, mediante un comunicado, pidieron la renuncia del funcionario.

En la misiva, el espacio manifestó su “repudio” a las “amenazas” que hizo el líder de la cartera de Seguridad al humorista luego de que este criticara al gobierno bonaerense.

“Exigimos al Gobierno nacional que frente estas conductas intimidatorias. El ministro de Seguridad debería, no solo pedir disculpas públicas, sino poner a disposición del Presidente su renuncia indeclinable”, subrayaron entonces.

En el mismo sentido, los diputados del interbloque cuestionaron la actitud del Gobierno, quien aún no se pronunció al respecto, y dijeron: “Frente a un hecho de tamaña gravedad, el silencio del oficialismo es aún más preocupante”.

“Quien debe garantizar la seguridad de cada ciudadano utilizó las redes sociales para dar información personal y familiar del colegio al que asisten los hijos de Nik”, remarcaron.

Según consideraron, el ministró “traspasó un límite delicadísimo” dado que, “no solo amenazó a un ciudadano por sus críticas al Gobierno, sino que puso en peligro a sus hijos”. Para ellos, esto demuestra que Fernández “no está a la altura del cargo”, y justificaron su postura al señalar que “un funcionario que ostenta tamaña responsabilidad no puede amenazar -ni siquiera veladamente- a un ciudadano porque esta práctica no se condice con la democracia y pone en peligro la convivencia de los argentinos”.

Fuente: La Nación