Publicidad

11° Mendoza

Viernes, mayo 27, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$124,2500

Dólar Ahorro/Turista

$205,62

Dólar Blue

$206,00

Dólar CCL

$212,33

Euro

$128,0911

Riesgo País

1928

11° Mendoza

Viernes, mayo 27, 2022

RADIO

ONLINE

Un enfermero fue detenido acusado de vender certificados de COVID negativos

El hombre, de 36 años, prestaba servicios en el Hospital Lagomaggiore y daba los resultados negativos sin ni siquiera testear a las personas. 

Redacción
16/01/2022 10:36

Un enfermero de 36 años fue detenido acusado de vender más de 800 certificados de COVID-19 truchos. El hombre habría entregado los certificados a personas que ni siquiera se habían testeado. 

La investigación comenzó a mediados de diciembre, cuando en una conversación telefónica una persona le decía a otra que necesitaba hacerse un test para un trámite personal. Justamente allí la otra persona le contó que conocía a alguien que los hacia “más baratos”. 

Fue así como se pasaron el número de teléfono y, cuando se enteraron las autoridades, comprobaron que se trataba de un enfermero del Hospital Lagomaggiore. 

Tras abrir una investigación comprobaron que el hombre cargaba los resultados (siempre negativos) en el sistema, pese a que esa no era su función porque no es bioquímico. Tras revisar el Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino descubrieron el fraude.

La denuncia contra el hombre se realizó en la Fiscalía de Delitos no Especializados y el fiscal Juan Manuel Sánchez inició las actuaciones. Así comenzó la investigación en contra de Damián Matías Alvarado, que trabaja en el área de Control de Infecciones de mencionado nosocomio. 

Según las primeras informaciones y datos que aportaron desde los centros asistenciales, Alvarado habría expedido unos 800 o más estudios.

También se realizó un allanamiento en la vivienda del acusado en Godoy Cruz, donde encontraron una gran cantidad de test rápidos, 17 tubos de muestra, y 50 hisopados. 

Tras confirmar esta situación, el personal de la División Búsqueda de Prófugos realizó un allanamiento en la casa del acusado, sobre calle Ampere de Godoy Cruz. Finalmente, y al verse acorralado, el hombre se entregó en la Oficina Fiscal Nº1 de la Comisaría 3ª, donde fue imputado por falsedad ideológica de instrumento público en concurso real. 

Esto significa que podría, en un futuro, recibir una condena de hasta 50 años de cárcel efectiva si se comprueba dicho delito, sumado a la probabilidad del gran perjuicio que podría sufrir la sociedad con esos falsos "negativos".