¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Murió quien intentaba robar cables y quedó con un 90% del cuerpo quemado

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Publicidad

28° Mendoza

Domingo, febrero 25, 2024

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$857.50

Dólar Ahorro/Turista

$1372.00

Dólar Blue

$1085.00

Dólar CCL

$1111.53

Euro

$909.28

Riesgo País

----

28° Mendoza

Domingo, febrero 25, 2024

RADIO

ONLINE

Murió quien intentaba robar cables y quedó con un 90% del cuerpo quemado

"Ezequiel Francisco Curaba, quien recientemente había cumplido 21 años y se encontraba en situación de calle, tenía antecedentes delictivos previos. Actualmente, estaba hospitalizado en estado crítico bajo custodia policial

Redacción
13/02/2024 13:44
Ezequiel Francisco Curaba

Ezequiel Francisco Curaba, el individuo que intentó sustraer cables de alta tensión en Rosario y resultó con el 90% de su cuerpo afectado por quemaduras, falleció esta mañana en el centro de salud donde estaba siendo tratado por sus graves heridas. Laura Taljame, subdirectora del Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA), confirmó que los órganos vitales de Curaba comenzaron a fallar como resultado de la descarga eléctrica.

Las imágenes de Curaba se viralizaron a nivel nacional después de que vecinos de la avenida Juan Domingo Perón al 6100 lo capturaran en video mientras escapaba de la escena del intento de robo de los cables de alta tensión. Su cuerpo había sufrido quemaduras extensas y su ropa quedó destrozada por la explosión e incendio que siguió. Los testigos lo reprendieron por dejar sin energía eléctrica al barrio.

El joven ladrón, quien cumplió 21 años el pasado 1 de febrero y estaba sin hogar, fue ingresado en la cama N°8 de la unidad de terapia intensiva tras el incidente. Estaba intubado, en estado crítico, recibiendo soporte vasopresor y bajo custodia policial.

"Es asombroso que este joven haya sobrevivido", comentó Taljame a Radio 2 horas antes de su fallecimiento, cuando actualizaba sobre su estado de salud. "Sus quemaduras son graves y sus órganos están sufriendo consecuencias internas. La inflamación está afectando sus pulmones, por lo que está conectado a un respirador", explicó antes del desenlace fatal.

Este no fue el primer encuentro de Curaba con la ley. En abril de 2023, fue arrestado por encubrimiento simple, y cuatro meses después, el 29 de agosto del mismo año, se le imputó una tentativa de robo.

Cuando salió del pozo de la Empresa Provincial de la Energía (EPE) en Santa Fe, Curaba estaba desorientado, tambaleándose y apenas capaz de mantenerse en pie. Sin embargo, no estaba solo; tenía un cómplice en el robo de cables, Cristian de la Cruz Encina, de 34 años y también en situación de calle, quien afirmó ser hermano de Curaba. Encina fue detenido en la Comisaría N° 32, en el barrio Godoy, en la zona oeste de Rosario.

La fiscal Noelia Navone, de la Unidad de Flagrancia, está a cargo de la investigación del incidente.

Un delito que crece 

El robo de metales en Rosario ha aumentado en los últimos cuatro años, lo que ha llevado a un incremento en las hospitalizaciones de personas con quemaduras debido a este tipo de delitos. Taljame destacó que el año pasado se observó un aumento en los pacientes por esta razón, incluso con casos de reincidencia.

"Recuerdo a un paciente que ingresó con quemaduras graves. Fue dado de alta y regresó dos meses después con quemaduras aún más severas por la misma causa. Estos casos son cada vez más frecuentes. Vemos a muchos pacientes con quemaduras similares", señaló.

Taljame también mencionó que ha trabajado en la unidad de quemados del Hospital de Emergencias Clemente Álvarez y que este tipo de casos no existían anteriormente. "Solíamos ver casos de personas electrocutadas accidentalmente mientras robaban frutas de árboles, pero no recuerdo casos como estos, que están en aumento y seguirán aumentando. No están tomando precauciones. Simplemente van y arrancan los cables", advirtió.

Durante este verano, el robo de cables de cobre, tanto de alta tensión como telefónicos, se ha convertido en una tendencia preocupante para las autoridades. Según varias fuentes, el precio del metal ha llegado a alcanzar los 7 mil pesos por kilo en depósitos en todo el conurbano.

Esteban Rezza, portavoz de la EPE, declaró recientemente que hasta principios de enero, la compañía había registrado una pérdida de infraestructura de aproximadamente 2 millones de dólares en toda la provincia debido a este tipo de delitos. "Estos dos millones de dólares se reflejan cuando tenemos que comprar nuevos materiales, ya que los precios están dolarizados", explicó a LT8.

Ante esta problemática, Rezza sugirió la posibilidad de considerar estos delitos como asociación ilícita, señalando que "no se puede abordar estos robos sin considerar a los desarmaderos, donde se procesa el material robado".