Publicidad

32° Mendoza

Sabado, enero 15, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$108,7500

Dólar Ahorro/Turista

$180,20

Dólar Blue

$209,50

Dólar CCL

$206,04

Euro

$118,5645

Riesgo País

1882

32° Mendoza

Sabado, enero 15, 2022

RADIO

ONLINE

Miles de personas se movilizaron en pedido de justicia por el kiosquero asesinado

Vecinos, amigos y familiares de Roberto Sabo se movilizaron en Ramos Mejía en reclamo de Justicia. Hubo enfrentamientos con la Policía. 

Redacción
08/11/2021 20:35

Una masiva movilización se realizó en la tarde de este lunes en pedido de justicia por Robero Sabo, el kiosquero asesinado el domingo mientras atendía su negocio en Ramos Mejía. 

Tras horas de tensión, cerca de las 20.30 hubo incidentes. Un grupo de manifestantes arrojó botellas, palos y hasta petardos contra los agentes, que respondieron con gases lacrimógenos. Hubo tironeos por una bandera y un policía fue retirado herido.

La movilización había comenzado poco antes de las 19, desde la puerta del kiosco de la víctima hasta la comisaría 2da de Ramos Mejía. Sin embargo al llegar a la esquina no pudieron avanzar porque la Policía había colocado un vallado. 

Ante esta situación los manifestantes tiraron el cerco al piso e intentaron avanzar, pero los agentes formaron un cordón y quedaron cara a cara con los manifestantes. Hubo empujones y momentos de tensión y los uniformados arrojaron gases para contener a la multitud. 

 

 

La mayoría de los cánticos tienen como destino a Fernando Espinoza, el intendente, y a Sergio Berni, el ministro de Seguridad. En la movilización estuvo Pedro, padre de Roberto, que recibió el consuelo de todos los presentes. 

“Quiero que me devuelvan a mi hijo, quiero justicia”, reclamó angustiado. “Estuve con (Sergio) Berni, fue a mi casa, hablamos bien. Me dijo que van a tratar de que se componga todo esto... el verso de siempre”, agregó. 

“Quería agradecer a todos los que vinieron, todo el mundo lo amaba. Acá no hay seguridad, ayer un hijo de puta me sacó a mi papá. Me arruinó la vida. Yo me quiero ir del país. Si no me van a dar nada, me quiero ir", dijo uno de los hijos de la víctima.