¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Feng Shui: dónde poner las ramitas de romero para atraer el dinero

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

30° Mendoza

Martes, febrero 20, 2024

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$856.00

Dólar Ahorro/Turista

$1369.60

Dólar Blue

$1110.00

Dólar CCL

$1132.47

Euro

$902.88

Riesgo País

----

30° Mendoza

Martes, febrero 20, 2024

RADIO

ONLINE

Feng Shui: dónde poner las ramitas de romero para atraer el dinero

Según esta filosofía milenaria china el romero puede ser un gran aliado para eliminar las malas energías y atraer el dinero. Sólo hay que saber dónde colocarlo. Entérate 

Redacción
02/11/2023 12:07
Romero.

Podríamos decir que el romero es uno de los ingredientes favoritos para potenciar el sabor de las comidas y un gran aliado para aromatizar la casa y ahuyentar mosquitos.

Pero hay algo más... Según el  Feng Shui, es una de las plantas más "poderosas" para eliminar las energías y atraer el dinero. Sólo hay que saber dónde y cómo ubicarlo.

El romero y su relación con el Feng Shui

Según esta filosofía milenaria, el romero es una de las hierbas más "poderosas" para atraer el dinero y proteger la casa de las malas vibras.

Romero.

Romero.

Es un ingrediente que trabaja con la energía y las vibraciones para alejar todo lo negativo, eliminar las envidias y llamar a la abundancia. Además, sus hojas verdes simbolizan el crecimiento y la vitalidad.

Dónde poner el romero para atraer el dinero

En la cocina

Romero.

Nada mejor que colocar el romero en la cocina, especialmente cerca de los electrodomésticos y muebles que simbolizan la abundancia, como la heladera o la alacena. Podés tenerlo en una maceta cerca de una ventana o bien sumar un par de ramitas frescas atadas con un hilo.

 

En la entrada de la casa

El Feng Shui recomienda que todo  esté ubicado en la entrada de la casa. Y el romero no es la excepción, ya que actúa como filtro energético alejando las malas vibras que pueden ingresar desde el exterior.

Romero.

En este caso, podés colgar detrás de la puerta unas ramitas de esta hierba atadas con un hilo.

En oficinas y espacios de trabajo

Romero.

Tener una planta de romero en tu escritorio puede ayudarte a atraer oportunidades financieras y éxito profesional. Además, contribuirá a la concentración y aromatizará el espacio.

Qué es el romero

El romero es una planta perenne que pertenece a la familia de las labiadas (Labiatae). Este arbusto puede llegar a alcanzar un metro y medio de altura. Posee muchas hojas finas y unas flores que pueden ser azuladas, blanquecinas o rosáceas.

Tiene un sabor fuerte con aromas de alcanfor, pino, nuez moscada y lavanda. En el ámbito gastronómico, suele combinar bien con otras plantas aromáticas como el tomillo o el laurel. Es un condimento que potencia el sabor de los alimentos, por lo que es utilizado en guisos tradicionales de carnes, pescado pocos grasos y algunas verduras, también en adobos o en la preparación de encurtidos. Los principios activos se concentran en las hojas y, a veces, en la sumidad florida (flores).

Romero.

Esta planta fue utilizada como una planta mágica para combatir la brujería, el mal ojo o quitar la envidia, así como también para purificar el ambiente de enfermedades como la peste negra. También se usaba en las bodas de la antigua Roma y Grecia para simbolizar el amor y la felicidad de la pareja, considerándola una hierba sagrada.

Propiedades farmacológicas

La actividad principal del romero está íntimamente vinculada al sistema digestivo por estimular y favorecer las secreciones y la producción de jugos gastrointestinales. También sorprende en otros efectos no tan vinculados. A continuación, los destacamos:

Efecto carminativo: favorece la disminución de la generación de gases en el tubo digestivo y con ello disminuyen las flatulencias y cólicos.

Facilita la expulsión de la bilis retenida en la vesícula biliar.

Romero.

Efecto diurético como la cola de caballo, antiinflamatorio, antiulcerogénico y antioxidante.
Efecto antibactericida, antiséptico, fungicida y balsámico.
Efecto rubefaciente y cicatrizante aumenta el flujo de sangre en la zona localizada aliviando dolores de afectaciones osteomusculares.
Además, el romero está especialmente indicado en los siguientes casos:

Dispepsias y síntomas asociados: aerofagia, sensación de plenitud gástrica, flatulencias, espasmos abdominales.

Afecciones osteomusculares dolorosas: artritis y artralgias.
Afectaciones biliares: dispepsia biliar, litiasis biliar o colelitiasis.
Dismenorrea.
Cefaleas.
Afectaciones bucofaríngeas: faringitis y estomatitis.
Afectaciones dérmicas: dermatitis o lesiones cutáneas.

Cómo usarlo

El romero se puede administrar internamente o de manera externa. La fracción que se aprovecha son las sumidades floridas y las hojas, con ellas se pueden hacer diferentes remedios destinados a ayudar o aliviar diversos problemas. También en el mercado se pueden encontrar presentaciones ya formuladas y destinadas a un tratamiento específico.

Efectos secundarios y contraindicaciones

Se considera que el principio activo del romero carece de toxicidad; sin embargo, las personas especialmente sensibles pueden experimentar reacciones alérgicas, como dermatitis por contacto y eritema.
No es recomendable su uso en personas con cálculos biliares sin consultar previamente con un médico, esto es debido a que un aumento del drenaje de la vesícula biliar puede ir acompañado de una obstrucción de los conductos biliares.
Aunque la probabilidad de presentar una intoxicación por el consumo de infusiones de romero es muy baja, una sobredosis podría derivar en un cuadro caracterizado por espasmo abdominal, vómitos, gastroenteritis, hemorragia uterina e irritación renal.

Romero.

En cuanto al uso del aceite esencial, en concentraciones elevadas puede ser tóxico para el sistema nervioso central y provocar convulsiones. No se recomienda su uso durante períodos de tiempo prolongados o a dosis mayores a las recomendadas y se debe tener especial cuidado cuando se usa en niños.
El romero no debe usarse en embarazo y lactancia, ya que puede inducir a un aborto espontáneo por su posible efecto estrogénico.