El exfuncionario kirchnerista está condenado a cinco años y ocho meses de prisión por el delito de administración fraudulenta.

El fiscal ante la Cámara Federal de Casación Penal Raúl Pleé pidió hoy que se le agrave la condena al exministro de Planificación Federal Julio De Vido por la tragedia ferroviaria de Once, que causó la muerte de 51 personas.

De Vido está condenado a cinco años y ocho meses de prisión por el delito de administración fraudulenta, por el desvío de los fondos estatales que iban dirigidos a la concesionaria TBA.

Pero el fiscal ahora reclamó que también lo sea por estrago culposo, por la tragedia que provocó la muerte de 51 personas en febrero de 2012. Por su parte, la defensa del ex funcionario nacional pidió la absolución.

Ambos planteos fueron realizados al apelar el fallo de Casación que confirmó la condena del exfuncionario para que sus presentaciones sean revisadas por la Corte Suprema de Justicia.

Hasta hoy la condena era ejecutable una vez que la Cámara de Casación rechazara ese recurso extraordinario para llegar a la Corte más allá de que quedaba la interposición de la queja que no suspende ejecución de la pena.

Sin embargo, con las recientes modificaciones del Código Procesal Penal que fueron publicadas este miércoles en el Boletín Oficial la condena recién será ejecutable una vez que el máximo tribunal confirme la misma, por lo que hasta entonces se supone que De Vido no podría ir preso.

En un primer juicio por la Tragedia de Once, ocurrida el 22 de febrero de 2012, fueron condenados los ex secretarios de Transporte Juan Pablo Schiavi y Ricardo Jaime, así como el empresario Claudio Cirigliano y el motorman Marcos Antonio Córdoba, entre otros.


-->