Redacción Jornada

Cuando el país veía con acierto la convocatoria por parte del presidente Alberto Fernández a una reunión con los líderes opositores de la Cámara de Diputados, para esta tarde, que permitiría ampliar el diálogo político para tratar de frenar la profunda grieta en la que se encuentra inmersa la Nación, Juntos por el Cambio anunció que no participará de la reunión.

Según confirmaron Infobae y Clarín de fuentes parlamentarias, la contrapropuesta será realizar otro encuentro del que puedan participar también los senadores del interbloque.

Pero la principal exigencia será que no participen los bloques opositores con menos de 25 diputados. Así buscan que el gobierno nacional reconozca el peso legislativo de Juntos por el Cambio y no los “ningunee” al pretender sentarlos en las mismas condiciones que un monobloque provincial.

Otras medios, anteriormente, como Perfil y La Nación, habían confirmado que la oposición estaría presente en la reunión.

Luego de una semana de fuertes tensiones entre la Casa Rosada y la oposición de Juntos por el Cambio, con el asesinato de Fabián Gutiérrez y las marchas anti-cuarentena como motivos de la disputa, y luego de la foto con los intendentes del PRO, Néstor Grindetti y Jorge Macri en la Quinta de Olivos, el presidente Alberto Fernández tomó la iniciativa de invitar a los jefes de bloque de la Cámara de Diputados para dialogar con ellos sobre cinco puntos: Evaluación cuarentena y situación sanitaria. Ampliación presupuestaria para sostener las políticas de ingreso. Moratoria para todos los sectores afectados. Deuda soberana bajo legislación local. Mismo tratamiento que la Ley New York. Diálogo para el acuerdo de reconstrucción post pandemia.

En principio, la reunión estaba programada para las 17 en formato de videoconferencia, y participarían de ella el Presidente, y los diputados Cristian Ritondo (Pro), Mario Negri (UCR) y Maximiliano Ferraro (CC-ARI).

El presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa quién fue el encargado de la invitación, trataba de lograr la participación de los diputados opositores que en principio habían confirmado su presencia, y luego decidieron borrarse.