La pandemia obligó a las compañías a repensar sus procesos y acelerar su transformación digital, lo que impactó en el mercado laboral

La llegada de la pandemia provocó un cimbronazo en las organizaciones que no sólo debieron migrar de manera masiva al teletrabajo y planean mantener la modalidad más allá de la cuarentena, sino que también se vieron obligadas a repensar sus procesos y acelerar su transformación digital para dar respuestas a este nuevo contexto.

Así, el dominio de herramientas y estrategias digitales comienza a ser reconocido en el mercado laboral. ¿Cómo? mediante el pago de salarios más elevados. Esta política de diferenciación se aplica principalmente en empresas de la economía 4.0 y se destina a quienes saben desarrollar estrategias comerciales y de producto o gestionan la atención de clientes a través de canales online.

A esta conclusión llegaron dos encuestas salariales a las que tuvo acceso el portal iProUP elaboradas por las consultoras Mercer y Korn Ferry, que analizan cómo varía la remuneración entre los puestos que poseen competencias digitales y aquellos que no.

En cifras

Según Mercer –que comparó las compensaciones que se pagan a cinco posiciones en empresas del mercado general y en compañías 4.0–, la mayor diferencia se establece cuando se agrega el bono variable en los perfiles con habilidades para crear, desarrollar y posicionar un nuevo producto en Internet.

De hecho, de los cinco puestos que se relevaron, tres ganan salarios más elevados en empresas digitales, a saber:

– Gestión de Producto del mercado de Alta Tecnología: tiene una base de $255.000, 16% más alta que su equivalente en el mercado general. La brecha se amplía a casi 30% con el bono variable

– Gerente de Estrategia y Planificación de ecommerce: su salario es similar al del gerente de Ventas y Marketing “tradicional”: $242.000. Pero gana cerca de un 15 más si se considera el bonus

– Jefe de Estrategia y Planificación de ecommerce: en la remuneración total anual, $2,52 millones, contra los 2,28 millones del jefe de Ventas y Marketing. Es decir, algo más del 10%Te puede interesar

¿Economía del Conocimiento “mata” modelo sindical tradicional?: lo que viene para profesionales y firmas 4.0

Dentro del sondeo, hay dos posiciones laborales en las cuales las remuneraciones son similares:

– Gerente de Ventas Digitales: gana $220.000, contra los $216.000 del gerente de Ventas “tradicional”

– Gerente de Marketing Digital: percibe $214.000, mientras que su par gana $223.000

“El mercado laboral reconoce la habilidad de identificar y generar un producto digital nuevo, evaluar la demanda y llevarlo al mercado”, indica Mercedes Bernardi, líder de Career Products de Mercer.

La experta asegura que “se está premiando mayormente el know how del mundo online y las habilidades estratégicas para posicionar una oferta diferente”.

“El gerente de Producto es quien tiene que estar mirando el mercado de una manera analítica: es el ‘dueño’ desde la génesis de la idea hasta su puesta en marcha y lanzamiento en el mercado”, dice. 

Y remarca: “Es un jugador clave que debe identificar la necesidad, estimar la demanda, convencer a la alta gerencia para que canalice inversiones y que la empresa acepte y desarrolle la propuesta y capacite a la fuerza de ventas”.

De acuerdo con Bernardi, el mercado de empresas digitales cuenta con políticas de pago variable más agresivas. “Al ser productos nuevos, se asigna mayor inversión en el incentivo comercial sobre las ventas. La compensación variable es un esquema más sofisticado que la comisión, ya que tiene diferentes variables disparadoras del pago”, revela.Te puede interesar

Atención al cliente

La consultora Korn Ferry comparó los salarios que se pagan a perfiles similares (con y sin conocimientos de nuevas tecnologías) en diferentes sectores. La muestra incluye a las firmas que están transitando diferentes estadios de su proceso transformación digital (inicial o avanzado), empresas nativas digitales y otras tradicionales del mercado de alta tecnología.

“En segmentos como el bancario y el de seguros, hay empresas que están en una etapa avanzada de transformación digital y hacen foco en los puestos con habilidades vinculadas a las nuevas tecnologías y a los canales web“, expresa a iProUP Martín Jiménez Obarrio, Country Leader de Korn Ferry Digital.

Y completa: “Este modelo implica también un cambio en las estructuras, la formación de equipos que trabajan por proyectos y la adopción de metodologías ágiles“. 

Según el sondeo de la consultora, realizado sobre la remuneración en compañías del mercado general:

– El gerente de ecommerce recibe una compensación anual ($4,43 millones) que se coloca un 5% por encima de la que percibe un gerente Comercial ($4,23 millones por año)

– La mayor diferencia a favor de quienes trabajan con las nuevas tecnologías se registra en el área de servicios al usuario

– Mientras que un jefe de Atención al Cliente por canales online cobra una remuneración anual de $1,93 millones, su colega que utiliza medios tradicionales obtiene $1,77 millones

– En cambio, el gerente de Marketing Digital ($4,07 millones por año) gana un 5% menos que el gerente de Marketing ($4,26 millones).Te puede interesar

– Una tendencia similar se observa en el caso del gerente de Producto Digital ($3,06 millones), 6% por debajo de la que percibe el gerente de Marca/Producto ($3,24 millones).

De acuerdo con Jiménez Obarrio, esta diferencia se manifiesta porque la atención y gestión de clientes bajo la modalidad web –que incluye también la captación de nuevos usuarios– implica la combinación de una mayor cantidad y complejidad de herramientas y servicios de comunicación.

Competencia digital

¿Qué rol juega entonces el conocimiento de herramientas y procesos digitales para quienes no son especialistas? Amalia Vanoli, directora de la consultora Tiempo Real, responde a iProUP que “con independencia del nivel del puesto, en los perfiles profesionales es dónde pesan a favor los conocimientos de nuevas tecnologías“.

“En realidad, hoy son un requisito casi excluyente en las compañías internacionales que están más avanzadas que las empresas nacionales en la aplicación de este tipo de tecnologías. En principio, son un agregado; pero lo sí es importante es la mentalidad digital, la aceptación de un modelo nuevo de negocios y de formas de trabajar”, agrega.

Según la experta, esta mentalidad 4.0 “es una competencia que las grandes empresas ya la tienen incorporada a los perfiles profesionales, se explicite o no en la definición del puesto”.

El consumo masivo, por ejemplo, utiliza plenamente las nuevas tecnologías y, en general, las áreas comerciales y de marketing las tienen integradas en su operación cotidiana. Las firmas industriales las usan además en soluciones de Inteligencia Artificial más sofisticadas en los procesos productivos”, resalta Vanoli.

asdfLa capacidad de innovar, cada vez más valorada en el ámbito laboral

Según la especialista, la capacidad de innovar tecnológicamente es muy valorada en el mercado laboral. “Las habilidades dependen de la posición, pero implican la integración de herramientas de distinta complejidad a la estrategia y al día a día de la empresa: desde el manejo de redes sociales para aplicaciones comerciales a soluciones de e-commerce pasando por los ya habituales sistemas de Gestión de Relaciones con los Clientes (CRM)”, completa Vanoli.

Por último, la especialista remarca “las aplicaciones de Business Intelligence para evaluar las políticas comerciales y explorar las necesidades de los clientes y proveer información para la toma de decisiones, y la experiencia en soluciones de Inteligencia Artificial para sectores muy específicos”.