Con el mes de septiembre, el municipio comenzó el nuevo plan de plantación de forestales correspondiente a la temporada primavera 2020/ otoño 2021. Por eso, estas tareas se extenderán hasta el 30 de noviembre; y se retomarán el próximo año, desde el 15 de marzo hasta el 30 de abril. En total, está prevista la colocación de 6.500 árboles, entre ellos acacias visco, moreras híbridas y fresnos europeos.


El operativo implica tanto reposición como nuevos sitios forestales. Esto significa que algunos ejemplares se ubican en lugares previamente destoconados y otros se emplazan por primera vez para acompañar urbanizaciones y obras públicas. A su vez, también se encarga de reponer fallas producidas en plantaciones de años precedentes.


Esta acción resulta importante para el territorio departamental y mejora sustancialmente año tras año. La cifra actual es relevante: durante el ciclo 2019, el municipio erradicó 640 árboles secos o en mal estado vegetativo; y ahora proyecta plantar 6.500. Esto se traduce en una relación de 1 a 10.


Al igual que sucede con la poda, la plantación de árboles en la vía pública es exclusiva potestad de la comuna, que cuenta con los operarios idóneos y el equipamiento necesario para llevar adelante este tipo de trabajo. Su ejecución de forma particular está prohibida por ordenanza municipal y normativas provinciales, afecta el correcto crecimiento del forestal y ocasiona inconvenientes como el levantamiento de veredas.



/" target="_blank">