Las provincias podrán solicitar la apertura de fronteras internacionales, aunque recién será desde el 6 de septiembre.

Una de las novedades más esperadas en la nueva fase de restricciones por la pandemia del coronavirus Covid-19 tiene que ver con la flexibilización de los ingresos al país tanto de argentinos, residentes, como de turistas de países limítrofes.

Este mediodía, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, anunció que a partir de mañana “se amplía a 1700 personas por día” el cupo para ingresar al país, a través de “corredores seguros, articulando con las provincias” y con la fiscalización del aislamiento obligatorio para los ingresantes. En conferencia de prensa en la Casa Rosada, junto a la ministra de Salud, Carla Vizzotti, Cafiero señaló que el ingreso seguirá “escalonado” y se continuará “evaluando cómo funciona de ese modo”.

“Se va a seguir trabajando como hasta ahora, con los testeos previos a tomar el avión y al arribo y los aislamientos”, señaló el jefe de Gabinete, que recordó que para los casos positivos, se realizan luego “estudios genómicos” para “detectar variantes”.

Por su parte, la ministra Vizzotti destacó el “logro” que implica “haber retrasado el ingreso al país de la variante Delta” del coronavirus, precisó que se han identificado “menos de 100 casos” hasta hoy y reiteró que esa “no es la variante predominante en la Argentina”.

En cuanto a la habilitación del turismo internacional de países limítrofes y la posibilidad de apertura de nuevas fronteras terrestres, el jefe de Gabinete aclaró que “eso se verá en la segunda etapa”, aunque admitió que si la “situación epidemiológica permite continuar otro tipo de aperturas, se evaluará el turismo para países limítrofes”.

Por la tarde, el Gobierno dio a conocer la letra chica de las aperturas de la nueva fase, que incluye, además de un aumento de los ingresos hasta 1700 pasajeros y luego a 2300 desde septiembre, un “cupo especial” que administrará el Gobierno.

El detalle de la nueva fase

  • Se estableció el cupo semanal de 11.900 plazas para argentinos y residentes hasta el 6 de septiembre. Es decir, 1700 diarios en promedio. Además, indicaron que habrá un cupo semanal de 16.100 plazas (2300 diarias) si se habilitan nuevos corredores seguros. Esto sería a partir del 6 de septiembre.
  • Dentro de las plazas mencionadas, 700 pasajeros podrán ser priorizados por el Estado Nacional por razones de urgencia o para atender cuestiones esenciales impostergables o de representación oficial o diplomática, a los efectos de facilitar su viaje al país.
  • Sigue prohibido el ingreso de extranjeros.
  • Se eliminan las restricciones de vuelos directos por países con la posibilidad de habilitar vuelos especiales para facilitar el ingreso de argentinos desde esos países (Brasil, Chile, Reino Unido, por ejemplo).
  • Los gobernadores podrán solicitar la apertura de nuevos corredores seguros (terrestres y/o aéreos) siempre que cuenten con protocolo aprobado por la autoridad sanitaria provincial, previendo en su caso los mecanismos de testeo, aislamiento y traslado de las muestras respectivas para la secuenciación genómica que deberá demás estar aprobado por el Ministerio de Salud de la Nación.
  • Sigue prohibido el ingreso por frontera terrestre.
  • Dentro de los nuevos corredores seguros a implementar a partir del 6 de septiembre del 2021, y según la situación de cobertura de vacunación, sanitaria y epidemiológica en origen y en destino, desde el 6 de septiembre los gobernadores podrán proponer la implementación de una experiencia piloto de ingreso de extranjeros provenientes de Chile y la República Oriental del Uruguay solo con esquemas completos de vacunación y cuarentena obligatoria.

Fuente: La Nación


-->