Ahora la iniciativa requiere de una audiencia pública y un segundo debate en el recinto para su aprobación final.

A poco más de dos años de su inauguración, la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires decidió bautizar –durante la sesión ordinaria de este jueves- al Paseo del Bajo como “Raúl Ricardo Alfonsín” en homenaje al ex presidente radical.

La iniciativa, que había sido impulsada por el legislador Ariel Álvarez Palma (UCR-Ev), fue aprobada en primera lectura y ahora deberá pasar por una audiencia pública y luego volver al recinto para obtener sanción defintiva.

El Paseo del Bajo atraviesa la Ciudad de Buenos Aires de Norte a Sur uniendo las Autopistas Illía y Ricardo Balbín camino a La Plata y se convirtió en una de las obras más destacadas de la actual Gestión, ya que canalizó el tránsito pesado a través de este trayecto que alivianando considerablemente la circulación en la zona céntrica de la Ciudad.

La obra del Paseo del Bajo  beneficia a más de 134 mil pasajeros diarios: 15.326 conductores de camiones; 28.245 pasajeros de micros de larga distancia y 91.070 vecinos que usan autos particulares.

Al respecto de la iniciativa, Álvarez Palma explicó que “bautizar con el nombre de Raúl Alfonsín a una de las obras más importante que realizó la Ciudad de Buenos Aires en los últimos años es más que un merecido homenaje a quien fuera el Padre de la Democracia y un ejemplo para muchos de los que comenzamos a militar allá por los años ochenta”.

“Como radical y demócrata me siento realmente orgulloso de que esta idea que surgió años atrás se haga realidad y agradezco a todos los que me apoyaron con esta iniciativa”, concluyó señalando.


-->