En el día en que volvieron las clases presenciales en Mendoza, una escuela debió permanecer cerrada debido a que una celadora dio positivo en coronavirus. Todo el personal de ese establecimiento quedó aislado.

En un día cargado de emotividad por la vuelta a clases presenciales tras un 2020 marcado por la pandemia del coronavirus, una escuela mendocina no pudo abrir sus puertas debido a un caso de Covid.

Se trata de la escuela 1-178 Francisco Javier Moyano, de Junín, cuyo persona quedó aislado por un caso de coronavirus entre ellos. Se trata de una celadora, que la semana pasada había sido hisopada luego de presentar síntomas y finalmente dio positivo.

TE PUEDE INTERESAR TAMBIÉN: Protocolos sanitarios y operativos viales marcaron el inicio del ciclo lectivo 2021 en las escuelas de la Ciudad

Ya que los docentes de la escuela habían estado en contacto con la celadora, todos quedaron aislados en sus domicilios al ser contacto estrecho de un caso positivo.

“Esto va a suceder, es inevitable. Solo hay que estar atento y seguir los protocolos”, indicó el intendente de Junín, Héctor Ruiz.

TE PUEDE INTERESAR TAMBIÉN: Thomas acompañó a distintas comunidades educativas en su regreso a clases presenciales

La escuela Moyano está ubicada en Carril Moyano y Molino Viejo, entre la ciudad de Junín y Medrano, y su matricula es conformada casi totalmente por niños de familias de la zona rural.