El máximo tribunal electoral destacó que “lo importante es que la ciudadanía sepa que esto no afecta en nada la organización” de los comicios

La Cámara Nacional Electoral (CNE) aseguró este sábado que “no puede haber una discusión de quién maneja las elecciones”, tras las críticas que realizó la jueza federal con competencia en los comicios en la Ciudad de Buenos Aires María Romilda Servini.

“Quieren manejar las elecciones”, lanzó la histórica magistrada porteña en su acusación contra el máximo tribunal electoral: anteriormente, la CNE había advertido ante la Corte Suprema que sus dichos generan “confusión y estrépito en el electorado, en un contexto delicado como el que atraviesa la ciudadanía y lejos de promover la confianza en las instituciones, abundan en el descrédito y la desazón de quienes deben cumplir sus obligaciones cívicas”.

Ante el cruce, el secretario de Actuación Electoral, Sebastián Schimmel, señaló que “la Cámara debió contestar una nota por pedido del presidente de la Corte (Carlos Rosenkrantz) y simplemente informó lo que es evidente”.

“Acá no hay un conflicto, sino la doctora jueza de la Capital federal ejerciendo sus competencias propias como jueza de primera instancia y la Cámara ejerciendo las competencias como tribunal de alzada y en el caso de lo electoral con una cantidad de competencias de administración electoral”, afirmó el funcionario judicial. Y agregó: “Es evidente que en un contexto como el actual, la Cámara tiene que intervenir y tomar medidas de bioseguridad: esto puede caer mejor o peor, pero es necesario para la ciudadanía. Acá no puede haber una discusión de quién maneja las elecciones, porque son un acto soberano de la ciudadanía”.

Ante el revuelo que generó el cruce, Schimmel destacó que “lo importante es que la ciudadanía sepa que esto no afecta en nada la organización del acto electoral”.


-->