El presidente del Barcelona insiste para que el futbolista se quede y el padre del crack busca destrabar la salida.

El presidente Josep María Bartomeu y Javier Bordas se juntaron con Jorge Messi, el hermano del jugador y un abogado de la familia para definir el futuro del astro rosarino. La reunión duró más de una hora y los dirigentes siguen firmes en la decisión de contar con el argentino en su plantel.

El papá de Lionel Messi, encargado de encabezar las negociaciones para lograr una salida amistosa con el club que cobijó al mejor del mundo desde los inicios de su carrera, llegó este mismo miércoles a Barcelona, y sin perder tiempo, se juntó con Bartomeu.

La idea de Messi, como lo dejó expreso en el burofax que envió el martes de la semana pasada, es irse del club. Sin embargo, en el Barsa siguen firmes en la idea de que el 10 continúe. Por eso, en la primera charla entre las partes, no hubo acuerdo.