A pesar de las dudas que se generaron en los últimos días, tras la eliminación del conjunto parisino de la Champions, el brasileño extendió su vínculo

El diario francés L’Equipe, cerca de la medianoche del sábado, tiró la primicia e inmediatamente la noticia replicó en todo el mundo: Neymar ya había acordado su renovación con el Paris Saint Germain y sólo faltaba la firma para hacerlo oficial. Ese esperado momento, finalmente llegó este sábado cerca del mediodía, cuando el conjunto parisino confirmó en sus redes sociales que el brasileño extendió su vínculo hasta el 2025.

La noticia generó sorpresa, sobre todo en España, donde en los últimos días el nombre del brasileño comenzó a sonar nuevamente con fuerza en el Barcelona. Si bien en una de sus últimas declaraciones antes de las semifinales de la Champions League, Ney había dado a entender que su intención era continuar en Francia, donde se se sentía “más feliz que antes”, la eliminación frente al Manchester City puso otra vez en duda la continuidad del brasileño.

De hecho, en los últimos días, el mismo L’Equipe había informado que Neymar había frenado las negociaciones con el conjunto parisino a la espera de una propuesta por parte del Barcelona. Sin embargo, nada de eso pasó y, tal como ya había adelantado Nasser Al-Khelaïfi, presidente del PSG, finalmente se acordó la renovación.

De esta manera, Ney, quien tenía contrato hasta el 2022, extendió su vínculo por tres temporadas más y se quedará en el conjunto parisino hasta, por lo menos, el 30 de junio del 2025. “Estoy muy feliz, muy feliz de extender mi contrato con París. La verdad es que estoy muy contento de estar aquí muchos años, de participar en el proyecto del club, de ganar títulos allí, de hacer realidad nuestro mayor sueño que es la Champions. Por eso estoy feliz de quedarme en el club, de ser parte de su historia y de extender mi contrato”, aseguró Neymar en declaraciones con la prensa oficial del PSG.

Además, agregó: “La primera razón por la que tomé esta decisión fue simplemente la felicidad. Es una alegría formar parte de este grupo, este equipo, el Paris Saint Germain. Todas estas cosas te hacen creer aún más en el proyecto”.

Según informó L’Equipe, Neymar habría arreglado una renovación a cambio de 30 millones de euros anuales. Ahora, con la confirmación de la continuidad de Ney, todos los ojos están puestos en Kylian Mbappé, quien tiene contrato hasta 2022, pero su nombre suena en los clubes más importantes de Europa. Según confirmaron en reiteradas oportunidades en el conjunto parisino, la negociación también estaba avanzada.


-->