Emotivo fue el final del duelo que protagonizaron las formaciones de Bernardino Rivadavia y Leonardo Murialdo por la octava fecha del Torneo Apertura del hockey sobre patines.

El Prócer y el equipo Católico terminaron igualados 4 a 4 en la pista Azuloro. Néstor Perea, el entrenador del Canario manifestó sus sensaciones tras el emotivo empate que le significó a Murialdo mantener el liderazgo y el rótulo de invicto en el certamen.

“Rivadavia fue un equipo contundente, efectivo y eso se notó en el desarrollo del partido” fue lo primero que soltó en los micrófonos de Arroba Sport el Virrey de Villa Nueva.

“Hoy el equipo no funcionó como lo venía haciendo en el torneo, pero debemos tener en cuenta que Rivadavia juega bien en su cancha. Para ser campeones debemos ganar en todas las pistas. Debemos pulir nuestros errores, mejorar y seguir creciendo porque este equipo es muy joven. Queda un largo camino” dijo quien fuera entrenador de Las Águilas en el Mundial de Iquique, Chile.

“Nuestra idea es ganar en todas las canchas. Antes de perder sacar un punto es beneficioso. El arquero de ellos tuvo un punto alto en este partido pero también hay que reconocer que no hicimos un buen partido. Al menos fue bueno no perder” reconoció el destacado entrenador.


-->